sábado, 7 de octubre de 2017

Al fin mi nueva novela distópica: Llamando a Base Castilla.

Me ha llevado casi un año escribirla y publicarla pero ahí la tenéis: Llamando a Base Castilla, una nueva novela de ciencia ficción pero en este caso es una distopía, una historia de inicio terrible y final espantoso que os encantará.
En este enlace podéis leer el inicio y si os complace adquirirla. Hay la versión digital y en papel.

Llamando a Base Castilla


Samur Pan el policía Matador de comancheros y Dara la madame de una casa de citas de lujo son los protagonistas de esta maravillosa historia que comenzó con los relatos El caso del hongo asesinado y Adán callaba como un puta, ya publicados en Los cuentos de la reina arpía.

El mundo se pone patas arriba, hay espantosos terremotos y las potencias atómicas comienzan a lanzar su arsenal por todas partes sumidos en la locura. En la ciudad de los dos ríos, muy cerca, cae una bomba termonuclear y toda la vida cambia en cuestión de horas; los días siguientes verán a la gente enfurecida montando horribles algaradas y matando a todo lo que represente ley y orden establecidos. Y además aparecen los ululantes comancheros. Y nuestro policía favorito, el más condecorado de la ciudad, pierde a su esposa defendiendo el hospital en el que trabajaba como médico.
Samur se vuelve majareta, un asesino sin contemplaciones, entonces su jefe El Comisario prefiere enviarle a patrullar las afueras de la ciudad con licencia para matar a cuantos comancheros se encuentre. Así conoce a Dara y las diablas azules, y una de ellas: Lorena, cubana y prodigiosa, se irá a vivir con él y le ayudará a mantener lo poco que de civilización y de humanidad queda en los restos de la ciudad sacudida por temblores telúricos.

Rashomon, qué peliculón. En cierto modo esta novela es para mí un sentido homenaje a lo poco que conozco de la maravillosa cultura japonesa, Samur también es un enamorado de lo japonés, maestro de Kendo y Jiu Jitsu y nunca se desprende de un viejo póster de la película así como de su colección de sables, katanas, japoneses.
Os encantará esta historia y sus enternecedores personajes, los chicos de las gorritas latinas y pequeñas bicicletas haciendo carreras y saltos por las calles, El Champi, un soldado veterano de operaciones militares en medio mundo y su compañero Julián el viudo, es que enviuda cada poco, el patrullero compañero de Samur y que permanecerá a su lado hasta el último momento y muchos, muchos maravillosos personajes más.
¿Por qué escribir una historia donde no para de morir gente y los mejores se van cuando más lo necesitamos? Porque así es la vida y aún en la mayor de las catástrofes, la que yo he escrito en esta novela el amor, el humor, la compasión, no dejan de aparecer de contínuo y hasta el último instante.
El título de la novela no puede ser un secreto para aquellos de vosotros que hayáis leído mi relato La Fiesta de la Vendimia en Isla Berkner que publiqué en Los viajes de Ladmis Pan. Es la base Gabriel de Castilla en La Antártida.
http://www.ejercito.mde.es/unidades/Antartica/antartica/

Samur es el último representante de un modo y manera de vivir, muy propio y personal, tal vez nada envidiable, el español, y en sus largas noches de insomne no tiene mejor compañía que intentar hablar por radio con sus héroes antárticos.
Llamando a Base Castilla, llamando a La Antártida, desde España, coño.
No os la perdáis.

lunes, 2 de octubre de 2017

Fiesta de los carros engalanados, San Froilán 2017.

Ayer se celebró por las calles de la ciudad de León el tradicional desfile y concurso de carros engalanados dentro del marco de las fiestas de San Froilán 2017.

En estas fotos podemos ver el desfile por la Calle de los Cubos, la muralla romana, para entrar en el Casco Antiguo por Puerta Castillo y dirigirse a la Plaza del Grano.

Una vez reunido el jurado resultaron ganadores los carros y por este orden: Villadangos, la Asociación Aguzo, y Llamas de la Ribera.
http://www.diariodeleon.es/noticias/leon/engalanados-no-perder-tradicion_1192385.html

Tras la fiesta en la Plaza del Grano los carros pasaron desfilando por la catedral como vemos en estas fotos. El próximo miércoles estamos todos invitados a la gran Romería en La Virgen del Camino.