martes, 27 de noviembre de 2012

La Rasa desde Boca de Huergano. Leon.

   Como ya empieza a nevar será buena cosa ir preparando el material de montaña, las botas, y la ropa de invierno para salir a la montaña.
Un precioso lugar que me permito recomendaros es la zona de Boca de Huérgano; por encima del pantano de Riaño y a las puertas de los Picos de Europa, en León.

En este caso son unas fotos de una excursión con el club SLAC-Collado Jermoso a la Peña La Rasa desde Boca de Huérgano.

Salimos de La Villa por el sendero, al otro lado del río, que conduce hasta Villafrea de la Reina. Había algo de nieve aquel día.

Apenas abandonar la carretera ya estamos en campo agreste. Es el Parque Regional de Picos de Europa; no confundir con el Parque Nacional, que está en los Picos de Europa, si no la zona de Riaño, su antesala.

Antes de llegar a Villafrea de la Reina tomamos un camino que sale hacia el oriente, conduce a Valverde de la Sierra, y comenzamos a acercarnos a la base de La Rasa.
Abrir huella con nieve hasta la rodilla es un buen ejercicio aeróbico, así que procuraba pedir relevos constantemente. Como somos un club de ciclistas ya lo tenemos muy entrenado y asumido. De ésta pal Tur. Y los que no anden: pal coche escoba.

Con tanta nieve como había aquel día poca gente hizo cumbre. Y arriba había una ventisca terrible. Pero lo pasamos de maravilla con ese día luminoso y frío.

El regreso a Boca de Huérgano, con la nieve mucho mas blanda, fue todo un poema. Un día precioso por uno de esos rincones maravillosos de la Montaña Oriental Leonesa.
  Los que no tuvimos la suerte o las ganas de subir a La Rasa subimos por Las Camperas  hasta el Collado Los Calares (1.488 m. de altitud). Teníamos los Picos de Europa delante mismo con una nevada de impresión.
Y después una buena bajada con El Mojón de los Nueve Pueblos a la vista hasta Barniedo de la Reina.
De Barniedo de la Reina retomamos la pista forestal hacia Los Espejos de la Reina.

40 Aniversario del club SLAC en Espacio Vias. Leon.

   Ayer, aprovechando que Valentín García Costo proyectaba una película sobre su excursión y subida al Kilimanjaro, fui hasta el Centro Cultural Espacio Vías para ver la exposición que ha preparado el club S.L.A.C. celebrando los 40 años de su fundación. Manuel Nicolás estaba esperando a que fueramos llegando para mostrarnos la exposición.
http://www.clubdeportivoslac.org/

 La Sociedad Leonesa de Amigos del Cicloturismo nació el 1de mayo de 1972 para promocionar el ciclismo entre la juventud leonesa. Y además favorecer el ciclismo y el cicloturismo en gentes de todas las edades y por toda España.



Pronto el club conoció el éxito en la ciudad de León y el número de socios creció constantemente. Las actividades pasaron rápidamente del ámbito provincial al nacional. Actividades como hacer el Camino de Santiago en bicicleta, en 1974, o la VII Marcha Cicloturista Nacional dio lugar a las Rutas Leonesas.
Las Rutas Leonesas se realizaron durante 24 años seguidos, llegando a obtener la categoría de Marcha Cicloturista Internacional; durante varios días cicloturistas de toda Europa venían a recorrer las carreteras leonesas y conocer rincones maravillosos por toda la provincia.



El 28 de enero de 1973 nació la sección de montañismo Collado Jermoso, tomando el nombre del fantástico lugar del Valle de Valdeón donde hay el refugio de montaña con el mismo nombre.
También rápidamente la sección creció en número de socios y ya en 1975 participamos en la realización del Campamento Nacional de Montaña de Vegabaño. Después vendrían campamentos provinciales, regionales, Marchas de todo tipo, organizamos el III Día Nacional del Senderismo cuando en España apenas se conocía esa actividad, etc, etc. Socios del club han estado durante todos estos años subiendo montañas por cualquier rincón del mundo.





La cantidad de trofeos, homenajes, y recuerdos da para llenar una sala después de 40 años de actividad ininterrumpida. También ha habido secciones en estos años como Grail, dedicada a la espeleología, o la sección de sky, o la de bicicleta de montaña, etc, que le han dado mucha vida al club y mucha presencia en la ciudad y en España entera.


Yo me hice socio del club SLAC en febrero de 1.976 y cuando me veo todos los días andando en bici y o saliendo a la montaña un fin de semana no puedo por menos que recordar a la gente con la que comencé y ya no están con nosotros. Un emocionado recuerdo.

lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Estamos en 2018 o en 2019? O cambiamos de calendario.


Se lanza en el mundo entero un, al parecer estupendo trabajo teológico y literario, libro del Papa de Roma Benedicto XVI; un libro con una tirada incial de un millón de ejemplares.
Dicen que tiene cosas jugosas, como que no había una mula y un buey en la cueva donde nació Jesús de Nazaret y cosas de ese tipo. Pero en lo que casi nadie ha caído, al menos que yo haya leído, es que el Papa afirma que Cristo nació 6 o 7 años antes de lo que hasta ahora se tomado como cierto.
Si tanta prisa han tenido en publicar el libro no termino de entender cómo no reclama una reunión urgente de la Curia Romana y cambia inmediatamente el Calendario.
Que se pongan de acuerdo y nos digan si estamos en 2018 o en 2019, y el año próximo, que ya está a la vuelta de la esquina será el 2020 de la Era Cristiana. Adiós 2012 y todas las tonterías añadidas.
Que fijen una fecha, si es que quieren seguir rigiendose por una fecha, con un antes y un después del nacimiento de Cristo, o bien que se haga un nuevo calendario con los conocimientos científicos bien conocidos sobre el nacimiento del Universo o algo similar.
Cuando Julio Cesar impuso en Roma el calendario de Sosígenes, el de 365 días al año y todo eso, tuvo algunos problemas iniciales pero prácticamente es que utilizamos hasta hoy día. 
Cuando en 1582 el Papa Gregorio XIII encargó a Lilio y Clavius un nuevo calendario también hubo problemas momentaneos de adaptación a la nueva cuenta anual, pero sigue funcionando hasta nuestros días.
Podrian aprovechar, además de para cambiar la fecha, para suprimir los errores bien conocidos que tiene el Calendario Cristiano. El mas utilizado del mundo.

El hobbit, de J. R. R. Tolkien.

   El estar un mes de baja por un fuerte esguince en un tobillo tiene su lado bueno, pude aprovechar para leer o releer novelas que tenía pendientes. Una de ellas ha sido El hobbit, de J. R. R. Tolkien; una delicia.
Al parecer Tolkien escribió la novela para entretener a sus hijos, a principio de los años 30 de la pasada centuria, y se decidió a publicarla obteniendo un éxito inmediato.

Como bien indicó su amigo y competidor el escritor C. S. Lewis (el de Las Crónicas de Narnia) apenas leyó la obra El hobbit iba mucho mas allá de una novela para niños y dejaba entrever un mundo propio y original que se plasmaría en El Señor de los anillos y El Silmarilión.
Se disfruta con su lectura; las aventuras de los enanos acompañados por el hobbit y teledirigidos por el mago son estupendas y en los próximos días se va a estrenar una película basada en ellas.
Os dejo un trailer para que nos hagamos una idea.

viernes, 23 de noviembre de 2012

Los amantes. Novela de Philip Jose Farmer.

  El asistir y rebuscar en ferias del libro antiguo, desclasificado, tiene en ocasiones la virtud de poder encontrar alguno de esos libros, novelas, poemas, que llevas años buscando; en este caso os comento y recomiendo la lectura de esta estupenda novela de ciencia ficción: Los amantes, del escritor estadounidense Philip José Farmer.
Había leído, hace años, críticas y comentarios muy elogiosos sobre esta obra de 1961, y ahora, que estoy a punto de terminar su lectura veo que no iban descaminados. Es una gran novela.
Un mundo futuro, siglos después de una debastadora guerra mundial, con tres grandes potencias gobernando la humanidad, de nuevo con problemas de superpoblación, que te sume en el mayor de los desánimos y desolación a la tercera página de lectura. Un espanto de vida que los protagonistas ven como lo mas normal y corriente y aceptable.
La oportunidad para el protagonista de escapar a un mundo lejano, en una estrella diferente, y gracias a ello en el nuevo mundo ir descubriendo la falsedad de su mundo personal; sus creencias, invuídas desde niño, sus vivencias, totalmente artificiales, su experiencia, totalmente nula de cualquier cosa realmente viva. Y el amor. Descubre el amor en brazos de una encantadora alienigena.
Y el final, que te deja con la boca abierta y pensando si todo lo que creemos, soñamos, lo que nos parece que vivimos, no será mas que una monumental farsa.
En este enlace encontraréis una excelente crítica de Los amanteshttp://www.ciencia-ficcion.com/opinion/op01717.htm

  Philip José Farmer fue uno de esos extraordinarios escritores estadounidenses que en los años 50 y 60 revolucionaron el mundo de la literatura desde su pequeño nicho de escritores para revistas pulp. Revistas mensuales que publicaban sus cuentos de alienigenas monstruosos invadiendo la tierra y cosas de ese tipo. A  partir de esos mimbres tan simples elaboraron, en amorosa competencia, las mas increíbles y alucinantes teorías sobre el todo y la nada. Crearon mundos imposibles, reflejos de nuestros miedos e ilusiones, cambiando la literatura banal e insulsa del mainstream por una literatura de ideas, de aventuras, de denuncia, de creatividad continua, de fantasía incontrolable.
El peligro no estaba en la pistola de rayos láser o en la superbomba nuclear, el peligro estaba en estos tipos armados de papel y bolígrafo explorando el universo en todas las direcciones imaginables y dándonos cuenta de ello.
En la foto, durante una presentación de un libro de su esposa Bette Farmer, están también José (como le llamaban los amigos) un tal Isaac Asimov (¡con pajarita!, bueno trabajaba de bioquímico hasta que empezó a ganar dinero con la literatura) y Randal Garret, que ya había publicado su primer cuento a los 14 añitos. Niños prodigios en un mundo cavernícola y fatal.
Si lo encontráis en algún sitio no dejéis de leer este libro.

miércoles, 21 de noviembre de 2012

Cardaño de Arriba-Peña Prieta-Llanaves de la Reina. Travesia.

   Una de las travesías mas importantes e impresionantes que se pueden realizar en la Cordillera Cantábrica es la que hoy os traslado: Cruzar desde Cardaño de Arriba, Palencia, hasta Llánaves de la Reina, León, pasando por la cumbre de Peña Prieta, Cantabria. Tres provincias unidas en el gran macizo de Peña Prieta, la montaña más alta de la cordillera.
Para ilustrarlo con fotos aprovecharé unas cuantas fotos de una excursión realizada con el Club SLAC-Collado Jermoso, de León.
Comenzamos por llegar en autocar hasta Cardaño de Arriba, y, tras el preceptivo tentenpie, comenzaremos a caminar hacia el Tres Provincias.



Los primeros kilómetros son una suave subida hasta el chozo de Ormás. Una pista forestal amplia y cómoda hace de esta primera hora un paseo encantador con tantas grandes cimas alrededor.

Después ya vienen unas buenas cuestas para subir hasta la Majada de las Lomas. Ya tenemos a la vista las Agujas de Cardaño y el Alto del Tío Celestino.

Curva y recurva para ganar altura, teniendo a nuestras espaldas el pico Espigüete.

Poco a poco se alcanzan los 2.000 metros de altitud. Ya estamos al pie del Alto del Tío Celestino. A nuestros pies tenemos el lago del Pozo de las Lomas, de frente el Pico Lomas, y detrás, el mas alto, el Pico Cuartas.


Unas duras rampas por un pequeño sendero nos llevan hasta la cumbre del Alto del Tío Celestino (2.394 m.) en la vertiente contraria tenemos a nuestros pies la Laguna de Fuentes Carrionas. Estas preciosas lagunas están en franco retroceso, por causa del Calentamiento Global, y muchas de ellas a punto de desaparecer.

A continuación cresteamos atravesando el Pico del Concejo hasta el Pico Tres Provincias (2.497 m.) Ya tenemos a la vista los Picos de Europa. Los tres macizos de Picos están a nuestra vista. Merece la pena parar un buen rato y disfrutar de la vista.

Ya solo nos queda bordear el Pico del Infierno para hacer cumbre en Peña Prieta (2.538 m.) Delante tenemos la siguiente parte de la travesía, cresteando por el Pico de la Canaleta, los Altos del Cubil de Can, y la Peña los Altares.
A nuestros pies están los tres lagos, también llamados Los Pozos. Estamos pisando tierras de Cantabria, pero volveremos al Tres Provincias para continuar la excursión.

Desde el Pico de la Canaleta se observa bien la gran mole negruzca de Peña Prieta, señora de la Cordillera Cantábrica.

Ya solo nos queda seguir cresteando hasta el Collado Robadoiro. A nuestros pies el Valle de Naranco; por él descenderemos hasta Llánaves de la Reina, que ya vemos allá al fondo, al pie de los Picos de Vallines.
Ya solo nos queda caminar por los verdes pastos de Naranco hasta llegar a la carretera y poder regresar a la ciudad. (El monte Naranco se encuentra a las afueras de Oviedo, no confundir con este valle de alta montaña)

Este es el plano de la excursión, por si os animáis a repetirla. Peña Prieta y todos los picos de esta zona merecen la pena el esfuerzo para subir y bajar estos desniveles.