martes, 24 de enero de 2012

Campamento Regional de Montañismo de Castilla y León. 2003

Recordando el Campamento Regional de Montañismo que organizamos en Puebla de Lillo, León, para la Federación Castellano y Leonesa de Montañismo a finales de julio de 2003.
El 23 de julio del 2003 fuimos llegando a Puebla de Lillo para alojarnos e ir preparando las excursiones de los días próximos.
La mayoría de nosotros se alojó en las estupendas instalaciones del camping Las Nieves, http://www.campingdelasnieves.com/customer/home.php
y otros en diferentes alojamientos de la villa.

 En la foto aparece la puerta del camping Las Nieves con el Pico Susarón al fondo.

El día 24 de julio realizamos la primera excursión, una marcha circular a la Peña Fontasquesa.
Salimos del camping a primera hora de la mañana en dirección al Collado Maraña tomando la pista que lleva al Caserío de La Maderada y de aquí continuamos por el sendero hacia el Collado Maraña por el Valle de La Cabrera.

Al llegar al Collado Maraña (1.696 m.) una estupenda vista de Peña Ten, Los Picos de Europa, y el Valle de Maraña nos esperaba para premiar el esfuerzo de la subida.

Del Collado Maraña subimos al Pico de Los Niales ( 1.794 m.) y después continuamos cresteando sobre el precioso desfiladero de Las Vallinas.

A la altura del Cascajo Negro (1.749m.) ya teníamos a la vista la cima de la Peña Fontasquesa; nos esperaba una buena sorpresa en la subida.

Subiendo a la peña, a la altura de las praderas que hay en la subida nos encontramos una manada de caballos que allí pastaban y que tuvimos que evitar con todo cuidado, pues nos tomaron por intrusos y atacaban a todo lo que se movía. ¡Hubo momentos de auténtica tensión!
Una preciosa anécdota en una ascensión a un pico que no tiene mayor dificultad. Al fondo los Picos de Mampodres.

Una vez en la cumbre de la Peña Fontasquesa (1.887 metros) nos reímos un montón y disfrutamos de las estupendas vistas que ofrece; por ejemplo el Pico Susarón a nuestras espaldas.

Nos quedaba la segunda parte de la excursión: regresar a Puebla de Lillo pasando por Cofiñal; así que comenzamos a bajar de la peña hacia Tronisco por la zona cárstica de La Charca.

Los praos de la Majada Tronisco nos dieron acogida para hacer una buena parada a la sombra de las hayas disfrutando de sus estupendas vistas del Puerto de San Isidro.

A nuestras espaldas quedaba la Peña Fontasquesa, esa bonita pirámide, y aún nos quedaba por delante el hayedo de Tronisco, parada en Cofiñal a refrescarse, y otros 3 kilómetros de sendero para llegar a tiempo de comer un estupendo cocido preparado en el restaurante del camping Las Nieves.

 El día de Santiago la ruta estrella del Campamento: excursión a Los Mampodres.
Pasamos por Redipollos una esplendida mañana camino de los picos.

Tomamos la pista y el camino que nos lleva al Valle del Bustil de Pepe para llegar a la base de los Mampodres. La foto es del momento de haber pasado el Robledal de los Torcedos subiendo a La Carrerina Blanca. La vegetación estaba muy alta y el sendero apenas se encontraba.

Una parada en La Praerona antes de tomar el sendero para subir al Collado Cervunal.

La subida al Collado Cervunal (2.027 metros) es para tomársela con calma.

Del Collado Cervunal nos dirigimos al Pico Valcerrao como primer objetivo. Al fondo la Peña La Polinosa.

Cima del Pico Valcerrao ( 2.168 metros ) con estupendas vistas de Peña Ten y los Picos de Europa.

Tras subir al Valcerrao continuamos ruta hacia el Pico La Cruz.

 En el cresteo final hacia la cumbre del Pico de la Cruz de los Mampodres.

Y al fin hicimos cumbre en La Cruz de Mampodre (2.192 metros) un estupendo 25 de julio muy soleado y caluroso.

Nos quedaba el largo regreso a Puebla de Lillo; algunos participantes aún aprovecharon para subir también la Peña de La Polinosa pues hacía un día estupendo y no daban ganas de bajar de los Picos.

 Al anochecer nos reuníamos en grupos e íbamos a cenar a diferentes lugares de Puebla de Lillo pues hay dónde elegir. Un tiempo estupendo y un ambiente fabuloso.

 El sábado 26 de julio realizamos una preciosa excursión por el poniente de Puebla de Lillo.
Salimos tras desayunar copiosamente para realizar la marcha mas larga del Campamento hacia la Sierra El Caballo.

Siguiendo la Senda de la Cervatina subimos hasta la Collada Ferreras y paramos un buen rato para contemplar el paisaje. Al otro lado de la alambrada había un rebaño de ovejas bien guardadas por un grupo de mastines leoneses que se calmaron en cuanto les ofrecimos unos tacos de chorizo.

A continuación bordeamos el Pico Mahón por el Monte la Carva para salir a unos matorrales plenos de arándanos de los que dimos buena cuenta. Menos mal que no nos vio el oso que suele subir a comerlos.

La cumbre mas alta de la Sierra el Caballo o de La Cuerna es el Pico Rebueno (1.938 metros de altitud) donde paramos para comer algo y disfrutar de las vistas. Al fondo el Puerto de Vegarada.

Continuamos cresteando hasta el Canto Salguero para bajar a un collado que nos conduce al Monte Eyarga.

Unos impresionantes robles con no sé cuantos siglos a cuestas nos esperaban en lo profundo del Monte Eyarga.
Una sorpresa de última hora que les tenía reservada a los participantes del Campamento Regional.
El de la foto de arriba soy yo con el walkie tolkie a cuestas para ir controlando la excursión.
Yo solo tengo imágenes de las excursiones que guiaba. Bajamos por la Loma la Barrancona a la Ermita de Pegarvas y su merendero para tomar después el sendero del Valle Celorno y llegar a Puebla de Lillo sobre las 20.00.
Una larga marcha que dejó un buen sabor de boca a los participantes en el Campamento Regional.


Tras cenar copiosamente en el restaurante del camping, Aurora nos tenía preparada una estupenda queimada (20 litros de orujo y añadidos varios) con lo que la noche se alargó hasta casi amanecer y aún nos quedaba otra excursión más para terminar el Campamento.

Subiendo al Lago Ausente dejábamos a nuestras espaldas el Toneo y el Agujas que era donde estaban subiendo el grupo del equipo A. Nosotros no estábamos ya para muchas cuestas pero nos comunicábamos con ellos con las emisoras para estar siempre al tanto de cualquier incidencia.

Al fin en el Lago Ausente. Nos quedaba por hacer algún pico más.

Mientras algún derrotado de la juerga de la noche pasada se quedaba a tomar el sol junto al lago los demás nos fuimos a subir los picos de al lado.

 Vista del Pico Ausente desde el Pico Requejines (2.026 m.) al fondo Los Mampodres.


 El último día, domingo 27, subimos en varios transportes al Puerto de San Isidro y el Circo de Cebolledo.
En esta ocasión fui yo el que se fue a guiar la opción B que consistió en subir al Pico Ausente y al Requejines; alguno continuó el cresteo por la Sierra de Sentiles hasta Cebolledo pero la mayoría prefirió bajar al Lago Ausente y darse un buen chapuzón en sus gélidas aguas.

 A los postres se entregó una medalla conmemorativa del XVI Campamento Regional de Montaña de Castilla y León celebrado en Puebla de Lillo.

Los asistentes a la comida de despedida mostrando ufanos la medalla conmemorativa. Fueron muchos los participantes en el campamento en las diferentes excursiones de cada día. En la foto salimos los que comimos en Las Nieves pero a todos se les dio su medalla; que no se diga. La mayoría eramos de León, como es lógico, pero también vino gente de Avila, Segovia, Valladolid, y alguna otra provincia de la meseta.

A todos mis mas sinceras gracias por toda la ayuda y colaboración en todas las actividades y por el estupendo ambiente que se vivió en esos días. En especial a José Buzzi y Eulogio el tigre que curraron lo indecible para todo saliera a la perfección.
Un abrazo a todos y si alguno quiere compartir alguna foto suya del campamento no tiene mas que mandarmela y la pondré.