jueves, 9 de febrero de 2012

Cimas del Puerto de San Isidro.

Con unas pocas imágenes, viejas diapositivas que estoy escaneando, quiero invitaros a conocer las estupendas montañas del Puerto de San Isidro; que se encuentra entre Asturias y León. En el norte de España, Cordillera Cantábrica.

La primera y más sencilla excursión para empezar a conocer los picos del Puerto de San Isidro será al Lago y Pico Ausente.
Se puede comenzar en el aparcamiento de Cebolledo y tomar la pista que sube al lago. Al final se convierte en un senderín para llegar hasta el lugar señalado.

Ver el Lago Ausente totalmente helado y cubierto de nieve, caminar sobre él, es de los más bonitos recuerdos que te quedan con el paso del tiempo.

A continuación se puede subir con gran facilidad por una amplia loma a la cima del Pico Requejines (2.026 m.) y de aquí pasar al Pico Ausente (2.041 m). Es sencillo y fácil; son picos de más de 2.000 metros que te ofrecen unas estupendas vistas de la Cordillera Cantábrica.

Se puede regresar a Cebolledo cresteando por la Sierra de Sentiles o descender de nuevo al Lago Ausente y regresar sobre tus pasos.
El circo de Cebolledo, al fondo; en invierno.

La segunda excursión que propongo es al lado norte del puerto. Saliendo de la urbanización se toma el Camino de Wamba que sube por la Vega de los Fornos hasta la Collada Acebal (1.730 m.), en el límite ya con Asturias, y a continuación girar hacia el oeste y comenzar a subir. O continuar caminando hasta llegar al Lago Ubales.

O subir a derecho al Pico Cascallón (1.949 m.)
De aquí podemos seguir cresteando hacia el oeste y subir el Alto de los Fornos y el Pico Arenal.

 Tranquilamente podemos llegar hasta la cima del Pico Valmartín (1.927 m.) desde donde podemos disfrutar de unas estupendas vistas del Pico Toneo, el Agujas, La Cuerna, etc, como en la foto presente.

Se puede bajar del Valmartín buscando senderos por los collados de La Raya para ir perdiendo altura y terminar en la urbanización de este nombre o bajar por el arroyo Valmartín a Salencias. En la foto al fondo se ve el pico Requejines. Es posible que el puerto de San Isidro tuviese en la Alta Edad Media el nombre de San Martín, en tiempos de los reyes suevos, pero al pasar esas tierras, por donación real, a ser patrimonio de la Real Basílica de San Isidoro, en León llamado San Isidro, cambiase de nombre.

Para otro día propongo una variación de la anterior excursión. Se sube por el mismo Camino de Wamba a la collada Acebal.

En este caso la excursión sería subir a la Peña del Viento, en el centro de la foto, con su característico espolón rocoso en su parte oeste. A la derecha aparece la Carva de las Hazas (2.022 m.) que también es una montaña muy interesante. El nombre de Hazas también nos retrotrae a los tiempos y mitos de los suevos, las Hazas eran la versión femenina de los Hazos, una especie de dragón muy presente en la mitología de centroeuropa.

Subir a la Peña del Viento (2.000 m.) no requiere más que poner atención a lo que se hace y evitar zonas muy expuestas al viento y el hielo.
Se puede descender por el mismo recorrido o bajar a la Collada Agujas para subir a continuación  a la Carva de las Hazas y después bajar a Isoba.

Y para terminar una excursión algo más exigente: subir al pico Toneo (2.091 m.) saliendo de Salencias y subiendo por el Tubo del Toneo. (Acordarse de llevar los crampones bien afilados que si no se puede pasar bastante mal)
La visión continua del pico Torres a tus espaldas te va dando una buena guía de por donde andas y a qué altura estás.

Las vistas desde el Toneo son estupendas. En la foto se observa las cimas del Puerto de Vegarada.

A continuación podemos hacer un pequeño y bonito cresteo bajando al collado Toneo y nos vamos al pico Agujas.

Del Collado Toneo hay que bajar a la Collá Agujas y cruzarla con precaución no te lleve un esquiador por delante. En cuanto puedas pasas al otro lado de la valla y ya puedes caminar tranquilo.
El Agujas es ese torreón oscuro de enfrente pero es fácil de subir por la loma norte; siempre atención al hielo que hay bajo las finas capas de nieve: Como tengas un pire no paras en un kilómetro.

Una vez en la cima del pico Agujas (2.141 m.) hay que disfrutar del bien ganado bocadillo y de las vistas. Se puede continuar la excursión hacia la cumbre del Pico Cuerna (2.140 m.) que se ve en la foto completando las grandes cimas del Circo de Cebolledo.

 O se puede volver sobre tus pasos hasta la Collá Agujas y bajar evitando las pistas de esquí hasta las instalaciones de la base. La Sierra de Sentiles, el Requejines y el Ausente te darán el último adiós a unas bonitas excursiones por uno de los rincones más bonitos de todo el norte de España.
En el Puerto de San Isidro no solo se puede disfrutar de la nieve esquiando también se puede hacer montañismo del bueno.