martes, 14 de febrero de 2012

Otra excursion al Pico Mahon

Unas fotos de recuerdo de otra bonita excursión al Pico Mahón, entre Lillo y Lugeros, provincia de León.

Saliendo de  Puebla de Lillo en dirección al pico de vez en cuando paraba para observar los Picos de Mampodre con un poquito de nieve en las cimas.

En la pradera Ferreras había un buen rebaño de vacas y bueyes por allí pastando aquel estupendo día.

Desde La Cerbatina iba observando el Pico Rebueno tan desconocido y aún así con su encanto propio.

Al llegar a la Collada Ferreras disfrutas de una estupenda vista del Embalse del Porma, el pueblo de Rucayo a tus pies y Valdehuesa al fondo. A la derecha sobresale el Pico Socellerón.

De la collada Ferreras continué a la Collada Tolibia desde la que ya se ve este pueblo a los pies del Pico Bodón. Atraviesas el monte la Carva y buscas algún sendero que te lleve hasta la collada.

Y al fin hacer cumbre en el Pico Mahón (1.827 m.) con sus estupendas vistas de toda esa zona de la montaña leonesa.


Quedaba el descenso, más bien deprisa y corriendo pues se puso a llover, de vuelta a Puebla de Lillo. El Pico Susarón, al fondo a la izquierda, te va sirviendo de referencia fiable de por dónde andas.

Otro poco más y ya tienes a la vista la collada. El Susarón tampoco tenía nieve aquel día pero es un pico muy bonito en cualquier epoca del año.

De vuelta a las praderas, ya camino de Lillo, quedaba dar el último vistazo a la zona del Mahón, que estaba muy bonita aquel otoño del año 98.