viernes, 24 de febrero de 2012

Campamento Regional de Montañismo, Vegacervera 2001, Segundo día.

El segundo día de campamento regional de montaña de Castilla y León, domingo por mas señas, hicimos la excursión fuerte, que era lo que nos pedían los montañeros.
Subimos a Piedrafita en varios vehículos y nos dirigimos al puerto. En la foto sobresale el pico Corralón de Riaño o Celleros, uno de los objetivos de la jornada.

En esta foto estamos subiendo por la pista al alto del Puerto de Piedrafita la Mediana, el collado del fondo, caminado entre las vacas que en estos puertos pastan.

Subiendo al alto del puerto de Piedrafita la Mediana, con Peña Cava a nuestras espaldas.

Y al fin estábamos en el alto del Collado Bustembruno (1.648 m.) con Asturias a nuestras espaldas. El mar de nubes se extendía por las tierras bajas y en las cumbres estábamos fresquitos y soleados.

Desde el collado Bustembruno es fácil subir al pico del Bolero y El Estorbín de Valverde, objetivo de nuestra marcha, las montañas del Puerto Vegarada se ven en el fondo de la foto.


Si las vacas suben hasta Cueto Vea (1.768 m.) nosotros podremos llegar al Estorbín de Valverde, el piquín del fondo. Pero primero tendremos que subir El Bolero (2.042 m.) que tenemos delante.

Por supuesto llegamos a la cima del Estorbín de Valverde (2.123 m.) y nos hicimos las fotos preceptivas para tener algún recuerdo. Yo lo habré subido media docena de veces pero este es un recuerdo muy especial. Tener la responsabilidad de 30 o 40 cuarenta personas detrás te da otra perspectiva de la montaña.

De la cima del Estorbín regresamos sobre nuestros pasos hacia el pico El Bolero para dirigirnos al Alto de Aguazones (2.046 m.)

De allí continuamos caminando hacia el Alto Vallequín (2.079 m.) y el pico de Campas Tiñosas (2.101 m.) Un cresteo espectacular y más en días despejados.

Y al fin parada para reponer fuerzas en el Collado de La Lambeta de Tonín, disfrutando de sus fantásticas vistas del Macizo de Peña Ubiña.

Continuamos hacia Peña Riaño, observando a nuestras espaldas el camino recorrido. El Robequeras, El Estorbín y El Bolero nos observaban. Pero no nos íbamos a quedar aquí.

Continuamos hacia el Pico Corralón de Riaño, ese mazacote de caliza que tenemos de frente, y que en invierno es toda un experiencia subirlo.

Y por fin llegamos a lo alto del Pico Corralón de Riaño o Pico Celleros (2.128 m.) cuando las nieblas de Asturias ya venían a buscarnos. Algunos gladiadores de las peñas no quedaban contentos y aún tuvieron que subir a mayores  La Carba y el Braña Caballo; los demás bajamos a Piedrafita confiando que no tuviéramos que subir a buscarlos.

En este plano de la zona del Puerto de Piedrafita la Mediana podéis ver la ruta que seguimos aquel segundo día de Campamento Regional.

De vuelta al camping de Vegacervera lo celebramos ampliamente con un estipendio, estilo leonés, por todo lo bien que habían salido las cosas.

Después del convite: entrega de medallas a los organizadores y participantes del Campamento. En este caso a Eulogio, que trabajó lo indecible para que todo saliera bien y la gente estuviera a gusto.

Continuamos la fiesta en el Bar El Molino hasta bien tarde aunque al día siguiente nos quedaba otra estupenda excursión por realizar.

Campamento Regional de Montañismo Vegacervera 2.001 Primer día.

Unas pocas fotos para recordar el Campamento Regional de Montañismo de Castilla y León que celebramos en Vegacervera en julio del 2001.
Son recuerdos de los campamentos que organizaba la Federación de Deportes de Montaña de Castilla y León y que durante varios años realizamos los representantes de la Delegación de Montañismo de León en nuestras montañas.
La foto es del Valle del Marqués con el pico Polvoreda, en su falda oeste, a la derecha. Hoy día no es posible caminar por esta zona al estar vallada y con guardas forestales.

Durante cinco días estuvimos acampados en el camping de Vegacervera, León, para realizar el Campamento Regional de Montaña de 2001.
El primer día de actividades, para entrar en situación, hicimos una bonita excursión al pico Polvoreda.
Salimos del camping por la pista que sube a la mina Bardalla y después seguimos senderos monte a través, por encima de Villalfeide, hasta salir del bosque hacia la cima buscando la Forca de Requejo. En la foto al fondo se ve Villalfeide.


La vegetación aquel verano había crecido extraordinariamente después de una primavera muy lluviosa y los viejos senderos a las minas estaban selváticos. Nos acercamos a la zona de Las Enrasadas.

Una mañana soleada y calurosa en la cima del Polvoreda (2.007 m.) De la Forca Requejo a la cima es un sencillo cresteo.



Después de parar un buen rato en la cumbre del Polvoreda bajamos a la Campona del Valle del Marqués para continuar hacia el Moruquín.

La espectacular entrada a la sima del Moruquín donde bajamos a refrescarnos.
Aquí se realizó una estupenda experiencia en el año 76 por parte de espeleólogos para buscar la que podría ser una de las mayores simas de España.


Al fondo de la cueva surge un pequeña fuente que se sume y aparece en las Hoces de Vegacevera.
Se echó un tinte especial en esta fuente y días mas tarde apareció el agua teñida en la cueva del Infierno, en plena carretera de las Hoces. Justo al lado de la pequeña cantina que había entonces.

Continuamos marcha valle adelante, hacia La Carva,  hasta salir a lo alto de las Hoces, atravesando la interesante zona cárstica del Valle del Marqués.  Aquí se rodaron escenas y exteriores para películas. Como Viaje al fondo de la Tierra, en los años 70.
Al fondo, 500 metros mas abajo, se ve la carretera y de frente Valporquero. La famosa subida, para los ciclistas, por la carretera, se intuye a la derecha

Una dura cuesta para bajar hasta la carretera, y de vuelta por las Hoces a Vegacervera para darnos un capuzón en el río al llegar. Otros prefierieron la piscina del camping para recuperarse de la excurisíón.
Por la noche fiesta y buen ambiente montañero.
Eso hicimos el primer día de Campamento. No tengo mas fotos.

En este plano del Pico Polvoreda podéis ver marcada la excursión con la subida a la cima, la travesía del Valle del Marqués y la bajada a las Hoces de Vegacervera. Tal vez en alguna ocasión se pueda repetir la experiencia.