miércoles, 14 de marzo de 2012

Travesía por el Pico Polvoreda y el Valle del Marqués.

Una excursión que ya no se puede realizar pero que el domingo pasado, gracias a los buenos oficios de José Buzzi, delegado provincial de montañismo, pudieron disfrutar un buen grupo de montañeros. La travesía de montaña de Felmín al Pico Polvoreda y Vegacervera por el Valle del Marqués.
El domingo pasado el final fue en Villalfeide, pero lo importante es que el Valle del Marqués es ahora un coto cercado y los guardas portan armas de fuego.

Yo lo que quiero contar es una bonita excursión que muchos montañeros y clubes de montaña de León hacíamos a menudo hace muchos, muchos, muchos años. En los tiempos del Viejo Reino Olvidado. Comenzábamos la excursión en Felmín, donde nos dejaban los autocares.
Aún nos daba tiempo a tomar un café en el bar que hay antes del puente, y por la carretera nos marchábamos para tomar la pista forestal que subía a Tabanedo y Rodillazo.

Al llegar a Rodillazo terminaba la pista y ya nos quedaba por delante el viejo camino que sube al Collado de Santiago. Con su viejo chozo de pastores que tantos recuerdos me trae.

La subida al Collado de Santiago es muy entretenida. Comienzas con la vieja senda empedrada por donde subían las vacas a los praos y continúas mas adelante por un senderín que te lleva hasta el chozo del collado.

Del Collado de Santiago aún quedan unas cuestas entre piornos para subir hasta el Valle del Marqués. Una de las zonas cársticas mas interesantes de España; llena de dolinas y formaciones extraordinarias. Un paisaje casi marciano a 30 kilómetros de León.
Del Valle del Marqués, que está a 1.600 metros de altitud, aún queda una buena tirada para subir a la cumbre del Pico Correcillas o Polvoreda (2.007 m.) pero arrimándose al Sierro Pavión y subiendo con precaución no ofrece mayores problemas.

Las vistas del Pico Polvoreda son estupendas. En esta foto se ve todo el Valle de Vegacervera; con Coladilla y Vegacervera bien destacados.

Después bajábamos del pico hasta El Moruquín para comer la tortilla y el arroz con leche que llevábamos en los tupperware.

Continuábamos camino por todas las dolinas de la Juencalza hacia La Carva asombrándonos de ese paisaje extraordinario.

Aún quedaba una buena sorpresa para los novatos: asomar a las Hoces de Vegacervera ¡desde 1.600 metros de altura! Al fondo el Machimedia y el Machacao nos invitaban para la próxima excursión.

Nos quedaba una bajada cojonuda hasta la carretera ¡600 metros de nada! por la zona de Los Aviegos. Echas una hora en bajar pero merece la pena.
De frente vas viendo la salida de aguas de la Cueva de Valporquero (La Covona)  y ese punto te va dando la referencia hacia dónde te has de dirigir en la bajada a la carretera.

Ya solo restaba atravesar las Hoces de Vegacervera, tomar una sidra en el bar del Infierno, y una vez en Vega tomar los autocares de regreso a casa.
En este caso son imágenes de una excursión realizada por el Club Deportivo SLAC-Collado Jermoso en 1987. Teníamos la costumbre de sortear prendas y artículos montañeros entre los participantes de la excursión.
La costumbre persiste pero ahora lo hacemos en los autocares para ganar tiempo.
¡La gente tiene prisa por volver a casa con lo bien que se está en el monte!

Este es el plano de la subida al Pico Polvoreda o Correcillas desde Felmín y la travesía por el Valle del Marqués. Excursiones inolvidables.

Un libro para leer el próximo fin de semana: Civilizaciones desaparecidas

Como voy a tener tiempo este fin de semana he adquirido este libro para leer en los ratos que pueda. Grandes enigmas de las Civilizaciones desaparecidas.
Escrito por Javier García Blanco y editado por Akásico k libros da un buen repaso a los últimos descubrimientos realizados sobre grandes civilizaciones que un buen día desaparecieron de la faz de la tierra.
Confío que disfrute con su lectura.