sábado, 2 de junio de 2012

Sueño de una noche de verano. Felix Mendelssohn.

Y para los amantes de la buena música, qué mejor, ahora que comienzan las noches de bochorno del cambio climático hacia un mundo jurásico, que volver a escuchar Sueño de una noche de verano del genial Félix Mendelssohn.
Yo tengo un cd de una edición que lanzó la revista Amadeus de una grabación para el sello PHILIPS classic que realizó el director André Previn con la Orquesta Filarmónica de Viena.
Es una grabación extraordinaria y la música te envuelve por completo.
Tiene a mayores una grabación de la obra de Félix Mendelssohn, Las Hébridas, menos conocida y mas espesa, pero también muy recomendable.
Podría valer cualquier otra grabación en los tiempos que corren.

Un pequeño fragmento para abrir boca.

Lecturas de fin de semana. Los viajes de Tuf, de George R. R. Martin.

Llegado el fin de semana, y como alguno ya estamos de vacaciones, me permito recomendar un par de libros que me parecen de lectura inexcusable.
El primero es casi inencontrable, a no ser en librerías de lance o ferias de libro viejo, pero merece la pena su búsqueda: Novecientas abuelas, de R. A. Lafferty.
Publicado por el propio autor en 1970, recoge algunos de los mejores cuentos de este genial autor. 12, concretamente. Es difícil destacar alguno de ellos sobre los demás, pero la lectura de La educación primaria de los camiroi o Ginny envuelta en el sol me provocó, una vez mas, tanto asombro y tal cantidad de carcajadas que todavía me tengo que sujetar la mandíbula para hablar un poquito.
Para el que quiera conocer algo mas de este escritor prodigioso e inclasificable le recomiendo mirar este enlace: http://es.wikipedia.org/wiki/R._A._Lafferty

Un libro que sí será fácil de encontrar en cualquier librería o kiosco de estación es: Los viajes de Tuf, del muy famoso hoy día George R. R. Martin. Es de cuando escribía ciencia-ficción,; de la buenísima. Ahora se le conoce por Juego de Tronos y cosas de fantasía, gente folladora, héroes cortacabezas, y monstruítos por todas partes.
Pero esto de lo que te hace pensar. Sus viajes por diferentes planetas, los retos a los que se ve impelido el inabarcable Tuf y las soluciones que encuentra a la locura humana (perdón, extraterrestre ) son de las que se recuerdan durante años y años.
Cuentos como Los panes y los peces o Llamadle Moisés, son para enmarcar y tenerlos siempre a la vista.
http://es.wikipedia.org/wiki/George_R._R._Martin

Peña Ubiña, Babia, León.

Una de las grandes cimas de la Cordillera Cantábrica es Peña Ubiña, también una de las mas conocidas. Con unas pocas fotos voy a ilustrar alguno de las muchos caminos que tiene para llegar a la cumbre.

En este caso subiremos desde Torrebarrio al collado El Ronzón, que separa la Grande de la Ubiña Pequeña o Alto de Rosapero. (En la foto)
En esta ocasión son unas diapos de una excursión con el club de alpinismo de la Universidad de León, allá por febrero del 92. Este club, pasado el tiempo, dio lugar al club deportivo ALE (Alpinistas Leoneses y Escalada) que tan estupendos resultados deportivos han conseguido y siguen en progresión.


 Mientras el grueso de la excursión, (unos 30 montañeros) subían por la vía normal, siguiendo las alambradas que separan las tierras de Torrebarrio de las de Pinos, por la cara sur, yo convencí a cuatro escaladores para que subieran conmigo por una canal mas entretenida.
Se baja al Valle de Ríotuerto, bordeando La Carba, y se va a buscar una canal que sube al hombro de la cresta de Ubiña.

Al principio las nubes apenas nos dejaban ver algo metidos en la estrechez de la canal. Después empezó a clarear y según íbamos ganando altura ya veíamos a los demás del  grupo subiendo por la normal. Al estar la nieve dura y los chicos ir bien preparados, piolet, crampones, etc. gozaron como enanos subiendo a la peña.

La canal termina justo al inicio del largo cresteo que tiene esta peña.

Algunos llegaron antes que nosotros pero no importa, no se trataba de hacer una carrera a ver quien llegaba antes. El día era magnífico, para ser febrero, y se trataba de disfrutar de esta estupenda montaña.

Una vez en la cima ya estábamos planeando nuevas excursiones, en este caso a Los Fontanes; que les vemos justo delante.

Y ahí estoy yo, tan pinturero, ¡en chandal! Es cierto que he subido a Peña Ubiña (2.414 m.) unas cuantas veces pero la verdad es que me pasaba de confiado. En fin, algo se aprende con la edad.


En un plano se puede ver alguna cosa interesante y sirve para orientarte pero en las grandes montañas se pierde el efecto detalle y no te puedes confiar en exceso.

En una foto en cambio se ven muchas mas cosas. En este caso tres preciosas vías para subir a Peña Ubiña con nieve y disfrutando de lo lindo.
La Nº 1 es por la que subí en esta ocasión que comento con los chavales, la Nº 2 es mucho mas larga y pendiente ¡una gozada! y la Nº 3 te lleva directamente del valle al mojón de la cumbre.
Hay que llevar material apropiado y tener experiencia con la nieve dura y el hielo.

Y en esta última foto, sin nieve en la peña, se observan bien las dos últimas canales y sus pendientes respectivas.
No son para novatos.
¡Ojo! que en Peña Ubiña se ha matado mucha gente. No es una broma de peña y estas no son subidas para senderistas, y menos en invierno.

The Beatles, 20 exitos de oro.

Llegado el fin de semana y como algo de tiempo para escuchar música con tranquilidad echo mano de viejos vinilos como éste. 20 éxitos de oro, que recoge lo mas granado de la carrera musical de los Beatles en los años 60.
Suena estupendamente y me hace recordar canciones de la infancia; como ésta por ejemplo:


Pasar buen fin de semana.

Pico Tambarón, Murias de Paredes, Omaña, León.

Este fin de semana mi propuesta montañera es una excursión por las tierras omañesas. Concretamente al pico Tambarón.
Comenzaremos la excursión en Murias de Paredes y por la carretera nos vamos hasta Montrondo.

De Montrondo no hay pérdida pues simplemente seguiremos una estupenda pista forestal que sube por el Valle de Los Solanos.

Hay algunas cabañas antes de llegar a la Fuente del Cuadro. La subida no es muy pendiente.

Según vamos ganando altura vamos viendo de frente los picos. Especialmente la Peña de la Portilla, que es la que tiene esas paredes rocosas. El Tambarón está mas allá.

Pasada la Cabaña del Molar llegamos a una explanada marcada con esos curiosos barrotes. Estamos justo debajo del Tambarón.

Para subir al pico continuaremos de frente hacia el Pico El Molar (1.912 m.) y desde aquí por esa larga y empinada panda subiremos hasta la cima.
La hilera de hormiguitas que se ve subir son mis compañeros del club SLAC-Collado Jermoso.

Y con tranquilidad hacemos cumbre en el Tambarón (2.102 m.) A nuestros pies vemos el Valle de los Solanos por el que hemos subido y por el que regresaremos.
Si el tiempo climatológico lo permite también es interesante crestear hasta la cima de la Peña de la Portilla y bajar directamente a la Cabaña del Molar sin tener que dar la vuelta y volver sobre nuestras pisadas.
Como ya estamos en junio no habrá nieve y seguro que se puede hacer una excursión muy bonita y facilona.

Quizá este plano os pueda ser útil. La ruta seguida es la marcada con rotulador.