sábado, 7 de julio de 2012

Musica excelsa para el fin de semana. Mozart

Para días como éste, un sábado que estoy de descanso, me permito recomendar, ¡ingénuo de mí! el escuchar alguna de la música mas excelsa jamás compuesta.
Buscando al tuntún por mis cd´s encuentro un disco con una interpretación prodigiosa del fastuoso pianista ruso Vladimir Horowitz interpretando al piano tres sonatas de W. A. Mozart. las K. 281, la fascinante 330 y la 333. De regalo el cd trae su interpretación del Adagio en si menor K. 540 y el Rondó en re mayor K. 485.
Una pequeña muestra de la excelsitud alcanzada al piano por el gran Horowitz en el siguiente vídeo.

Camino de Santiago por el Norte. De Bilbao a Santander.

El mes pasado, aprovechando unos días de vacaciones, pude caminar otro precioso tramo del Camino de Santiago por el Norte de España.
En esta ocasión de Bilbao a Santander. Pongo unas cuantas fotos que de recuerdo para cuantos visitáis este blog.
La primera es de Bilbao, el primer día de caminata.
Tienes que subir a un monte para salir de la ciudad y evitar así las carreteras; lo cual te permite una estupenda vista de la ciudad. Después caminas por tramos de montaña hasta llegar a Cruces y Baracaldo.

Sales de Sestao por un paseo peatonal, paralelo a la carretera, hacia Portugalete.
Al poco ya vas viendo el puente colgante. Muy bonito el paseo.

Finalicé la etapa en el albergue de peregrinos de Pobeña, Vizcaya.
Se encuentra al otro lado de la Playa de La Arena. Pero al estar cerrado el puente sobre el río, debido a un temporal de este invierno, tuve que dar un rodeo de 2 kilómetros mas. Pero mereció la pena.

Al día siguiente, una mañana preciosa salí del albergue para despedirme de Pobeña y su playa subiendo a un precioso paseo sobre los acantilados.

Un delicioso paseo hasta Ontón, ya en Cantabria, viendo a lo lejos Castro Urdiales.

Se estropeo un poco la mañana al entrar en Cantabria, un fuerte viento y amenaza de lluvia teníamos encima. Pero se caminaba bastante bien.

Paramos un rato al pasar por Ontón pues la mañana no estaba de playa precisamente.

Al llegar a Castro Urdiales decidí no andar mas aquel día.
Tengo un problema en un pie y no era cuestión de forzarlo. El día antes habían sido mas de 35 kilómetros y como fuerces al día siguiente te tienes que ir para casa.
Así es el Camino.


Al día siguiente, camino de Laredo, también tendríamos la vista de estupendos acantilados y la playa de Las Arenillas.

Tras pasar por El Pontarrón de Guriezo nos fuimos directos hacia Liendo.
Aquí visto desde un mirador en el monte desde el que se pueden ver los diversos barrios en que está distribuido.

Y pasadas las tres de la tarde llegábamos a Laredo, final de etapa.
Muy bonita la Puebla Vieja donde pasamos la tarde disfrutando de un ambiente fenomenal.

Al día siguiente madrugamos demasiado para salir de Laredo, pero pudimos disfrutar de la playa al amanecer sin ruidos ni jaleos. Tan solo los peregrinos.

Tuvimos que esperar hasta las 9 de la mañana a que llegara la barca para cruzar a Santoña. ¡Y yo sin desayunar!

Ya con el estómago más contento y nosotros felices y joviales salimos de Santoña atravesando sus preciosas salinas. Unas lagunas llenas de vida.


Atravesamos la playa de Berria para subir al Brusco, un montecito que separa Santoña de Noja.

Una paradita arriba de un minuto para recuperar el resuello y disfrutar de las vistas.
Nos quedaban por delante 4 kilómetros de playa hasta llegar a Noja. Que se adivina allá al fondo. Una mañanita fresquilla daba paso a un estupendo día de playa.

Una gozada pasear por la playa durante una hora hasta llegar a Noja.
Paramos un buen rato para refrescarnos y coger fuerzas, pues aún nos quedaban otros 15 kilómetros hasta llegar al siguiente albergue de peregrinos.

Paramos a comer en San Miguel de Meruelo y después continuamos por una carretera a la sombra de los árboles hacia Güemes; nuestro final de etapa.

Sobre las 19.00 horas llegábamos al albergue La Cabaña del abuelo Peuto; un lugar extraordinario donde nos acogieron espléndidamente.
A las 20.00 ya nos estaban sirviendo la cena ¡excesiva! que nos habían preparado los hospitaleros. Éramos unos 15 peregrinos, europeos todos. Españoles, italianos, francesas, esloveno, inglés, alemán, un checo que llegó a última hora; en fin El Camino de Santiago. Mejor que la ONU.
Había prisa por ver un partido España-Francia y cenamos un poco deprisa y corriendo.

Aún tuvimos tiempo de conocer de primera mano  un poquito de la gran obra que está haciendo el padre Ernesto, el cura de Güemes, que es el que levantó este impresionante albergue juvenil y de peregrinos. A sus 84 años sigue al pie del cañón. Aún guarda los cascos, linternas y otros aperos de cuando trabajaba en la mina de blenda en Tielve. Salía de currar y luego iba a dar misa. Todo un personaje.

El último día de Camino aún me esperaban mas paisajes idílicos camino de Santander. Como éste de la playa de Galizano.

Me tomé con calma el llegar a Santander disfrutando de los paisajes de su espléndida ría. Típica foto de recuerdo del jovial peregrino.

Un precioso paseo por la playa de Loredo me llevaría hasta Somo donde tendría que esperar la barca para cruzar a Santander. Estuve tentado de pedir prestada una tabla y cruzar la ría de un tirón.

Una vez en Santander me despedí de los compañeros peregrinos y me quedé a comer en el centro de la ciudad. Dejaba el Camino del Norte para otro año pues no disponía de más días de vacaciones para proseguir hacia Asturias.

Después de comer tomé un coche de línea y marché a Potes.
Subí todo lo deprisa que pude al Santuario de Santo Toribio de Liébana. Llegué minutos antes de que cerraran y después pude hacer alguna foto desde un mirador cercano.

Sellar la credencial de peregrino en el Santuario, (se celebran los 500 años del primer Año Jubilar Lebaniego) me pareció poner un broche de oro a este recorrido, fascinante, por el Camino de Santiago del Norte.

La mañana siguiente, ya camino de casa, pasé la mañana conociendo San Vicente de la Barquera. Una villa preciosa y marinera a la que espero volver lo antes que pueda.
En fin, espero que os gusten estas fotos y el sucinto relato de estos días de Camino de Santiago.
Podéis ver mas fotos y un relato mas detallado, etapa por etapa, en mi blog: http://caminodelasluciernagas.blogspot.com.es/