viernes, 14 de septiembre de 2012

Curavacas, Palencia. Un pico para disfrutar.

Una de las montañas mas altas y bonitas de la Cordillera Cantábrica es el pico Curavacas, y que os invito a conocer.
Comenzaremos la excursión que nos lleva a su cima en Vidrieros, Palencia; a pocos kilómetros de su base.

Seguiremos el camino paralelo al arroyo Cabriles que nos acercará hasta el comienzo del Callejo Grande. A la derecha de la montaña.

La subida por el Callejo Grande no requiere mas que paciencia y atención a la caída de piedras si va gente delante.

Poco a poco se superan los 2.000 metros de altitud, y las vistas a nuestras espaldas van siendo considerables.

El Callejo Grande se va estrechando cada vez mas y nos dirigimos al collado entre cimas.

El collado termina en un afilado callejón; hay que bajar un poco y trepar.
Dejar los bastones colgados de la mochila; son un estorbo en estos pasos. Enseguida veremos el largo cresteo hasta la cumbre.

El pico Curavacas tiene una altitud de 2.520 metros y es una señora montaña que merece la pena subir.

Bajamos por la misma ruta disfrutando de las vistas de la Montaña Palentina. A nuestros pies el Pozo Curavacas y el Valle de Pineda. Suele haber grandes grupos de caballos por esas praderas pastando.

Al bajar, si hay tiempo y ganas, os propongo una alternativa para no hacerlo por el mismo camino de subida.
Te vas hacia la izquierda, a la Collada del Hospital (en la foto) para después subir a los picos del Hospital y el Monte de Las Huelgas.
Después ya es bajada directa al Camino de Los Cabriles para regresar a Vidrieros.
Seguro que os gustará esta montaña y esta excursión os dejará estupendos recuerdos.

 Un par de planos del Curavacas para ilustrar esta excursión.