jueves, 18 de octubre de 2012

Excursión por la Braña Las Navariegas, Teverga, Asturias

Una de esas estupendas excursiones que se puede realizar cruzando la Cordillera Cantábrica, entre León y Asturias, disfrutando de sus altos puertos y verdes praderas es esta que os invito a conocer.
Partiendo de Torrestío, Babia, León, cruzaremos hasta Fresnedo, Teverga, Asturias, pasando por la Braña Las Navariegas. Una de las brañas, documentadas, mas antiguas de Asturias.
Jovellanos ya hablaba de ella, de alguna vez que pasó por allí, desviándose del Puerto La Mesa, para conocer estos rincones asturianos.
Comenzamos la excursión acercándonos a Torrestío, dejando a nuestras espaldas la maravillosa Peña Ubiña.

Tras apenas cuatro kilómetros de subida desde Torrestío llegamos al Alto de Las Navariegas (1.753 m.) Dejaremos a nuestra derecha el negro picacho del Ferreirúa (1.983 m.)
A los pies de este pico surgen varios regatos que ya eran aprovechados por los caballeros templarios (hace casi mil años) para tener en marcha, todo el año, varias ferrerías (herrerías) de las surtían de armaduras, espadas, lanzas, etc a casi toda la orden templaria distribuida por todo el norte de España. El Ferreirúa.

Pero nosotros nos vamos hacia Las Navariegas. Desde el collado podemos observar casi todo el concejo de Teverga; incluso el mar se puede entrever, mas allá de Avilés.

Un fuerte desnivel de descenso nos lleva hasta las praderas de la Braña Las Navariegas (1.590 m.) Hay que tener cuidado con el barro; pues las culadas pueden ser de campeonato. No paséis de largo sin ver la Cascada del Xilbo.

Pero vamos a seguir bajando hacia La Focella, teniendo a la vista la zona de los picos del Huerto del Diablo a nuestra derecha.

En el centro del pueblín de La Focella es de admirar un tejo milenario. Apenas quedan árboles de este tipo en algún rincón de España.

Podríamos bajar directamente a Páramo, en la carretera del Puerto Ventana, pero vamos a seguir bajando, tras tomar un pertinente piscolabis, hacia Fresnedo.

Dejamos La Focella para ir por El Pando a buscar la bajada a Fresnedo.

Unos seis kilómetros de paseo nos permitirán disfrutar aún más de las montañas de Teverga. Una excursión muy fácil y sencilla. Pero hay que tener buenas piernas; se bajan mas de mil metros de desnivel del alto Las Navariegas hasta llegar a Fresnedo. Esto es más bonito que bajar por carretera a Páramo.

Un par de planos de la zona de Teverga, donde podéis observar la excursión desde Torrestío hasta Fresnedo. Por si os apetece realizarla.