lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Estamos en 2018 o en 2019? O cambiamos de calendario.


Se lanza en el mundo entero un, al parecer estupendo trabajo teológico y literario, libro del Papa de Roma Benedicto XVI; un libro con una tirada incial de un millón de ejemplares.
Dicen que tiene cosas jugosas, como que no había una mula y un buey en la cueva donde nació Jesús de Nazaret y cosas de ese tipo. Pero en lo que casi nadie ha caído, al menos que yo haya leído, es que el Papa afirma que Cristo nació 6 o 7 años antes de lo que hasta ahora se tomado como cierto.
Si tanta prisa han tenido en publicar el libro no termino de entender cómo no reclama una reunión urgente de la Curia Romana y cambia inmediatamente el Calendario.
Que se pongan de acuerdo y nos digan si estamos en 2018 o en 2019, y el año próximo, que ya está a la vuelta de la esquina será el 2020 de la Era Cristiana. Adiós 2012 y todas las tonterías añadidas.
Que fijen una fecha, si es que quieren seguir rigiendose por una fecha, con un antes y un después del nacimiento de Cristo, o bien que se haga un nuevo calendario con los conocimientos científicos bien conocidos sobre el nacimiento del Universo o algo similar.
Cuando Julio Cesar impuso en Roma el calendario de Sosígenes, el de 365 días al año y todo eso, tuvo algunos problemas iniciales pero prácticamente es que utilizamos hasta hoy día. 
Cuando en 1582 el Papa Gregorio XIII encargó a Lilio y Clavius un nuevo calendario también hubo problemas momentaneos de adaptación a la nueva cuenta anual, pero sigue funcionando hasta nuestros días.
Podrian aprovechar, además de para cambiar la fecha, para suprimir los errores bien conocidos que tiene el Calendario Cristiano. El mas utilizado del mundo.

El hobbit, de J. R. R. Tolkien.

   El estar un mes de baja por un fuerte esguince en un tobillo tiene su lado bueno, pude aprovechar para leer o releer novelas que tenía pendientes. Una de ellas ha sido El hobbit, de J. R. R. Tolkien; una delicia.
Al parecer Tolkien escribió la novela para entretener a sus hijos, a principio de los años 30 de la pasada centuria, y se decidió a publicarla obteniendo un éxito inmediato.

Como bien indicó su amigo y competidor el escritor C. S. Lewis (el de Las Crónicas de Narnia) apenas leyó la obra El hobbit iba mucho mas allá de una novela para niños y dejaba entrever un mundo propio y original que se plasmaría en El Señor de los anillos y El Silmarilión.
Se disfruta con su lectura; las aventuras de los enanos acompañados por el hobbit y teledirigidos por el mago son estupendas y en los próximos días se va a estrenar una película basada en ellas.
Os dejo un trailer para que nos hagamos una idea.