lunes, 25 de febrero de 2013

Es innegable el Cambio Climático. A peor.

Es innegable el Cambio Climático y con consecuencias seguramente desastrosas;  y el que haya mucha gente que siga la táctica del avestruz solo contribuirá a empeorar las cosas.
Para probar lo que digo voy a mostraros unas fotos que conservo del Pirineo Aragonés.
Este es el aspecto que tenía en el verano de 1976 el Valle de Tabernes, un ramal del Gran Valle de Gistau. El pico del fondo es el Batouas (3.034 metros de altitud)
Para acceder a este alto valle pirenaico hay que subir desde Barbastro, por Ainsa y Salinas hasta San Juan de Plan.

El aspecto que presentaba el Gran Eriste (3.053 m.) con una nevada de impresión.

El Posets (3.375 m.) con su precioso glaciar en lo alto.
Repito, verano del 76.

Aquí estoy yo tal día como un 6 de agosto de 1977 en la cima del Gran Bachimala (3.177 m.)
Había nieve y hielo por todas partes. Era lo normal en los Pirineos; en las caras nortes había hielo a mogollón y se conservaban bastante bien los glaciares.


Una foto al bajar del Bachimala, detrás mío se ve muy bien la cara sur de la Punta Sabre (3.143 m.) Estaba haciendo un alto en Leschabres (2.705 m.) para abrir una lata de macedonia y rehidratarme.
En aquellos tiempos casi toda la comida la portábamos en latas. Así nos pesaba la mochila.
Cualquiera de vosotros puede darse una vuelta este verano por esos maravillosos picos y ya puede buscar la nieve y el hielo con telescopio, que como no los encontréis en Marte aquí no va a ser.


Son recuerdos que conservo del XXXVI Campamento Nacional de Alta Montaña que organizaron para la Federación Española de Montañismo los Montañeros de Aragón y Barbastro.
El Campamento contaba como director con Joaquín Torres, y en el equipo técnico gente como Francisco Lacau, Luis Lázaro "El Negro", y Pedro Escartín, entre otros.
Prácticamente el mismo equipo que el año anterior había realizado la Expedición Española HIMALAYA 76, logrando escalar por primera vez la arista S. E. del Makalú (8.841 m.)

Conservo una tarjeta con la firma de los himalayistas y de unos amigos de Los Montañeros de La Laguna, Tenerife; con los que estuve en varios Campamentos Nacionales. Lo pasabamos genial en aquellos campamentos y charlabas con montañeros de cualquier lugar de Europa.

Cuando un montañero federado desde el año 76 te dice que el Cambio Climático es imparable, si no se comienza a tomar medidas drásticas ya mismo, y de consecuencias catastróficas para toda la humanidad es que sabe de lo que habla.
Es un ejemplo muy sencillo, podría poner docenas y docenas como éste, para vayáis alertando y alarmando a cuantos conozcáis.
Crisis económicas ha habido desde el inicio de las primeras civilizaciones humanas. ¡Qué se le va a hacer! Que si hay que crecer, que si hay que recortar; lo llevo escuchando desde que era un niño.
Pero cuando el clima planetario haga ¡CRAK! ya no tendrá remedio.
Después vendrá lo del llanto y crujir de dientes.
Ya os acordaréis de lo que escribo cuando empiece a llover, y llover, y llover. Os acordaréis.

jueves, 21 de febrero de 2013

Museo del ferroviario, Cistierna. León.

   El domingo pasado, aprovechando una excursión con la Asociación Leonesa de Amigos del Camino de Santiago, pude visitar y conocer el Museo del Ferroviario, sito en la villa de Cistierna, León.
http://www.cistierna.es/index.php/Turismo/Museo_del_Ferroviario/Museo_del_Ferroviario

Para mí, cuarta generación de ferroviarios, que crecí junto a las vías del tren de Matallana o cerca la Estación, fue una gozada visitar un museo tan bonito y emotivo.
Siempre recordaré los pitidos de atención que soltaba el tren al llegar al paso de la calle Peligros, barrio de Valdelamora, y entonces salía a saludar a mi vecino maquinista que asomaba por la ventanilla para despedir a su familia y los vecinos camino de Bilbao.
Aquellos coches de madera que habían comprado a un ferrocarril del Oeste Americano para que los viajeros pudieran aprovechar y viajar o comerciar por todo el norte de España, y que tantas veces utilicé para ir con los amigos a las montañas de Vegacervera, Aviados, La Vecilla y Boñar.
Los chavales de la O.J.E. llendo y viniendo a los campamentos de verano; o con mi cuadrilla a darnos un chapuzón en Manzaneda o Pardavé los días mas calurosos del estío.
Levantaron el museo aprovechando los antiguos locales del economato ferroviario.
El museo cubre la actividad del ferrocarril de vía estrecha de León a Bilbao desde sus primeros días de andadura, a finales del siglo XIX, hasta nuestros días.
Ana estuvo estupenda como guía del museo y nos fue comentando pieza por pieza las maravillas que guardan en el museo del ferroviario.
http://www.cistierna.es/index.php/Noticias/%C3%9Altimas/Museo_del_Ferroviario_de_Cistierna_

Comenzamos la visita haciendo sonar la campana de la estación: ¡viajeros al tren!
http://www.cistierna.es/index.php/Turismo/El_municipio/Oficina_de_Turismo

En el museo del ferroviario se puede encontrar desde las gorras de los jefes de estación hasta el material de vías y obras. O las briquetas de carbón con que se atizaban las calderas de las máquinas de vapor.
http://www.vialibre-ffe.com/noticias.asp?not=3936&cs=oper

Muy interesantes son las ollas ferroviarias, las que utilizaban los maquinistas para hacerse los potajes y las alubias en plena ruta.
http://www.diariodeleon.es/noticias/provincia/cistierna-celebra-san-fernando-con-un-concurso-de-ollas-ferroviarias_609469.html
Todos los años, el domingo mas cercano al día de San Fernando, patrono de los ferroviarios, se hace en Cistierna un estupendo concurso de ollas ferroviarias. Cada vez mas reñido y concurrido.
http://www.diariodeleon.es/noticias/destinos/la-olla-ferroviaria-resucitada_681645.html


¿Qué no puede faltar en la cabina del maquinista? El botiquín.
Por si un viajero o él mismo necesitan de cuidados médicos.
En la imagen un botiquín ferroviario de hace 50 años.

En el museo se conservan muchas fotos de los tiempos del carbón y los primeros días de andadura llevando carbón y gente al País Vasco.
http://www.mriano.com/museo-ferroviario-de-cistierna_n19.htm

Ver todavía por el mundo alguna vieja carretilla de los mozos de equipajes, las maletas de los viajeros, las petanas de las lecheras, los quesos de la montaña, las briquetas de Sabero, esas cosas, casi se me escapa una lágrima.

Manolo y Siro se turnaron para darnos la última charla sobre la actualidad del museo y su próximas actividades: recuperar los talleres ferroviarios para que puedan ser visitados.
Después no pusieron un vídeo sobre el ferrocarril de Matallana.
La línea de León a Bilbao forma parte, desde el 1 de enero de 2013, de la red que forman Adif y renfe.
Un saludo para ellos de un empleado de renfe; que espera volver pronto y también acompañado de un montón de gente.
http://www.trenesturisticosdelnorte.com/es/index.asp?MP=72&MS=0&MN=1&TR=C&IDR=159

jueves, 14 de febrero de 2013

Entierro de la sardina en la Plaza del Grano. León.

   Ayer estuvimos de entierro, de entierro de la sardina, en la Plaza del Grano. Una instantánea de la pobrina segundos antes de la redujeran a cenizas los infames pecadores y tragaldabas que la observaban.



Ardió, ardió y en se cenizas quedó la vieja sardina mientras la gente bailaba a los sones de "clavelitos", y otros éxitos modernos y desbocados.

Tras una breve degustación de sardinas recién asadas el cortejo fúnebre continuó su intrépido paseo por las calles del Casco Antiguo del Antiguo León.

lunes, 11 de febrero de 2013

El renacer de los tiempos, de Jose Carlos Rodriguez Reguera.

El viernes pasado pude asistir a la presentación de la novela El renacer de los tiempos, de José Carlos Rodríguez Reguera. Editado por Chiado Editorial.
Jose Carlos Rodriguez Reguera

El renacer de los tiempos es una novela corta, apenas 103 páginas, que parte de un supuesto de cambios climáticos y geológicos totalmente catastróficos. Los protagonistas huyen a los montes cercanos para evitar el primer gran desastre; después estarán vagando por campos y ciudades hasta lograr encontrar a la hija de uno de ellos.
El mundo cambia, la humanidad se ve reducida a un resto, todo se ha ido al traste; y tan solo queda recurrir a al recurso mas antiguo de la humanidad: la familia.
https://www.facebook.com/josecarlos.rodriguezreguera?fref=ts

Hace años publicó la novela La rosa negra de Sherwood, con la editorial United Pc.

Y ya tiene en prensas su próxima novela titulada 72 horas de oscuridad.


La presentación se realizó en El Gran Café y resultó muy divertida. Pudimos tomar un chato, escuchar buena música y charlar con el autor personalmente. Estuvo acompañado por el exciclista Javier Pascual y comentaron sobre los cambios que se están registrando, tanto a nivel estatal como en el personal; la famosa crisis mundial a la cual no se ve salida cercana.
Total, casi nadie quiere cambiar su forma de ser ni de pensar. Así nos va a ir.
Pero de algo no hay duda: Jose Carlos seguirá escribiendo y publicando.

viernes, 8 de febrero de 2013

Los guirrios de Velilla de la Reina por las calles de León. Es carnaval.

Empiezan los carnavales en la ciudad de León. Un estupendo desfile de los guirrios de Velilla de la Reina por las calles más céntricas de la ciudad. En este caso en la Plaza de Regla.



Asustan los guirrios a las muchachas.
Y continúan asustando y acojonando.


Asustan bastante pero aún queda lo mejor.

Varean a las personas como si fuéramos colchones de lana y hasta los fotógrafos tenemos que andar con cuidado no nos llevemos un zurriagazo.


Y lo que le hacen a las chicas, bueno lo que le hacen a las chicas guapas mejor no mentarlo.


Después el desfile de carnaval continua por la Calle Ancha y las calles del Barrio Húmedo.


Y después bajan por la Calle Ancha para dirigirse al Barrio Húmedo.

Espero que cargen bien los vídeos de you tube y los podáis ver bien.

Fiestas tradicionales leonesas en la Plaza del Grano.

   Comienzan los carnavales en León y que mejor que una pandeirada tradicional con cánticos leoneses de toda la vida para ir calentando motores.


Cantos del Bierzo para entrar en calor en este frío fin de semana carnavalesco.

Después vienen las jotas; porque cantare y danzare todo es empezare.



Una muestra con una jota de Quintanilla del Monte, allá por los montes de Carrizo de la Rivera.

Titos de Corbillo de la Sobarriba siempre han sido un hit en las fiestas tradicionales de la ciudad de León.