lunes, 25 de febrero de 2013

Es innegable el Cambio Climático. A peor.

Es innegable el Cambio Climático y con consecuencias seguramente desastrosas;  y el que haya mucha gente que siga la táctica del avestruz solo contribuirá a empeorar las cosas.
Para probar lo que digo voy a mostraros unas fotos que conservo del Pirineo Aragonés.
Este es el aspecto que tenía en el verano de 1976 el Valle de Tabernes, un ramal del Gran Valle de Gistau. El pico del fondo es el Batouas (3.034 metros de altitud)
Para acceder a este alto valle pirenaico hay que subir desde Barbastro, por Ainsa y Salinas hasta San Juan de Plan.

El aspecto que presentaba el Gran Eriste (3.053 m.) con una nevada de impresión.

El Posets (3.375 m.) con su precioso glaciar en lo alto.
Repito, verano del 76.

Aquí estoy yo tal día como un 6 de agosto de 1977 en la cima del Gran Bachimala (3.177 m.)
Había nieve y hielo por todas partes. Era lo normal en los Pirineos; en las caras nortes había hielo a mogollón y se conservaban bastante bien los glaciares.


Una foto al bajar del Bachimala, detrás mío se ve muy bien la cara sur de la Punta Sabre (3.143 m.) Estaba haciendo un alto en Leschabres (2.705 m.) para abrir una lata de macedonia y rehidratarme.
En aquellos tiempos casi toda la comida la portábamos en latas. Así nos pesaba la mochila.
Cualquiera de vosotros puede darse una vuelta este verano por esos maravillosos picos y ya puede buscar la nieve y el hielo con telescopio, que como no los encontréis en Marte aquí no va a ser.


Son recuerdos que conservo del XXXVI Campamento Nacional de Alta Montaña que organizaron para la Federación Española de Montañismo los Montañeros de Aragón y Barbastro.
El Campamento contaba como director con Joaquín Torres, y en el equipo técnico gente como Francisco Lacau, Luis Lázaro "El Negro", y Pedro Escartín, entre otros.
Prácticamente el mismo equipo que el año anterior había realizado la Expedición Española HIMALAYA 76, logrando escalar por primera vez la arista S. E. del Makalú (8.841 m.)

Conservo una tarjeta con la firma de los himalayistas y de unos amigos de Los Montañeros de La Laguna, Tenerife; con los que estuve en varios Campamentos Nacionales. Lo pasabamos genial en aquellos campamentos y charlabas con montañeros de cualquier lugar de Europa.

Cuando un montañero federado desde el año 76 te dice que el Cambio Climático es imparable, si no se comienza a tomar medidas drásticas ya mismo, y de consecuencias catastróficas para toda la humanidad es que sabe de lo que habla.
Es un ejemplo muy sencillo, podría poner docenas y docenas como éste, para vayáis alertando y alarmando a cuantos conozcáis.
Crisis económicas ha habido desde el inicio de las primeras civilizaciones humanas. ¡Qué se le va a hacer! Que si hay que crecer, que si hay que recortar; lo llevo escuchando desde que era un niño.
Pero cuando el clima planetario haga ¡CRAK! ya no tendrá remedio.
Después vendrá lo del llanto y crujir de dientes.
Ya os acordaréis de lo que escribo cuando empiece a llover, y llover, y llover. Os acordaréis.