viernes, 31 de octubre de 2014

Setas del Bierzo, Leon.

El domingo pasado estuve de excursión por un rincón del Bierzo oriental, la zona de Igueña y Colinas del Campo, y la profusión de setas que me encontré al borde del camino fue tal que no tuve por menos que hacer unas cuantas fotografías. No entiendo de setas, solo soy aficionado a comerlas en un restaurante de confianza, pero me encanta su maravilloso y apartado mundo propio: el mundo de los hongos.


Esa seta de la foto es una Amanita muscaria, la popular matamoscas; pero ahí termina mi saber micológico.

Se encuentran a menudo en los bordes de los caminos y muestran unos colores muy llamativos, pero no se deben tocar pues son muy tóxicas y cualquier seta, si no estás absolutamente seguro de que es comestible, debe permanecer en su lugar de nacimiento.
No obstante os subiré unas fotos para que descubráis la increíble variedad de setas que se pueden encontrar en El Bierzo, León.

Esta seta bien podría ser una Clitocybe nebularis. O bien otra seta del grupo Clitocybe o incluso un falso rebozuelo.

Seguramente un Xerocomius badius, el popular Boleto bayo, pero también podría ser un boletus edulis. Había unos cuantos y pesarían más de un kilo cada uno.

En el Bierzo es muy común encontrar políporos de un tamaño considerable en las raíces de los árboles; cada árbol, pino, roble, castaño, etc, tiene su poliporo asociado.

Estas setas podrían ser del tipo Clitocybe rivulosa; muy venenosas. Se les llama clitocibe de las cunetas y aunque estas setas suelen ser blancas hay que tener cuidado: dependiendo del terreno las setas toman tonalidades diferentes pues absorben todo lo que tienen a su alrededor. Podrían ser también del tipo Lactario rojizo pero igualmente es mejor dejarlas donde están y fotografiarlas sin tocar nada.

En esta foto os muestro el caso contrario: un par de ejemplares de Russula sanguinea. El ejemplar al que le daba el sol tenía el sombrero casi totalmente blanco mientras que su compañera, arriba a la derecha, mostraba el precioso color sangre que les da nombre.

Esta cuarta seta no sé bien a que tipo pertenece; podría ser un Cortinarius orellanus, pues crecía en una zona de pinares. Tenía un buen tamaño para ser un cortinario de montaña pero es que a los hongos también les está afectando, y mucho, el elevadísimo nivel de CO2 que hay en la atmósfera, cada año les encuentras más grandes, mas obesos.

Aunque para seta extraordinaria nada como una Macrolepiota procera, la conocida seta parasol. La seta de la foto os puede dar una idea, y ¡aún las había más grandes!

Aquí tenemos un maravilloso Hygrophorus nemoreus,

Y esta seta bien podría ser una Hygrophorus russula; que son muy ricas.

Esta podría ser una Russula emética, muy rara de encontrar y muy tóxica. Solo mirar o fotografiar pues ese color la hace muy atractiva.
En los libros de consulta la dan como un tipo raro de seta sin embargo se puede encontrar en cualquier rincón de la provincia de León.

Hay setas que destacan por su tamaño, otras por sus colores, otras por sus formas; cada una es especial. Me parece que la que aparece en la foto es del tipo Cantharellus cibarius o Rebozuelo; era muy pequeña y no me pude acercar más para fotografiarla.

Una bonita colonia de Lycoperdon echinatum o tal vez perlatum; cuando eclosionan se abren por arriba.
Son los llamados Pedo de lobo, muy comunes por estas tierras. También los lobos.

Otra Amanita, tal vez del tipo rubescens o una pantherina. Mejor dejarla en su ambiente.


Las setas de pequeño tamaño o de colores poco vistosos no tienen por qué ser despreciadas, cada una tiene su encanto propio. La que aparece en la segunda foto podría ser del tipo Clitocybe gibba.

Amanita solitaria, o posiblemente amanita citrina bastante decolorada. La primera es un tipo comestible y muy raro de amanita pero si es la citrina mejor no tocarla.


Otros hongos diferentes que te encuentras por los montes del Bierzo; la última foto debe de ser una Lepiota excoriata.


Esta podría ser un grupo de Mycena clavicularis pero también una Cystolepiota sistrata.


Tal vez una Coprinus comatus, que es comestible y de agradable sabor.
En España se les suele llamar seta barbuda y es muy apreciada por su sabor, pero,eso sí, hay que recogerlas antes de que aparezcan las láminas azules y negras que se ven en este par de ejemplares.

Estas setas podrían ser del tipo Higrophorus, pero no estoy seguro, podría ser un Lactarius quietus, el lactario de los robles. No soy un experto pero eran setas en un robledal.


Esta me pareció una Russula sanguinea maravillosa, ¿estaré equivocado?


Y para despedir el recorrido micológico por el Bierzo una Tricholoma aurantium realmente preciosa.
Hay varias asociaciones en la provincia de León que llevan muchos años dando a conocer el mundo de las setas, la más antigua es la Sociedad Micológica San Jorge, y también en El Bierzo.
En este enlace podréis contactar con la sociedad micológica más cercana a vuestro domicilio.
http://www.foromicologico.es
Animaros, aún queda mucho otoño por delante y cuando os queráis dar cuenta ya estaremos de nuevo en primavera con una nueva provisión de hongos extraordinarios por todas partes.

miércoles, 29 de octubre de 2014

El dia del juicio final, de Joel Levy

El día del juicio final es un libro del exitoso autor Joel Levy, editado por mr ediciones, que he leído estos últimos días. Muy interesante, desgrana una serie de posibles catástrofes que podrían terminar con la actual civilización, con la especie humana, e incluso con todo tipo de vida en este planeta.
Pandemias, terrorismo nuclear, migraciones masivas, envenenamiento del planeta, ecocidio por la sobreexplotación de los recursos naturales, el Calentamiento Global, una nueva glaciación, y muchas cosas más que amenazan no solo el actual modo de vida occidental si no que también la propia supervivencia de la especie humana.
Impacto de cometas o asteroides, supervolcanes, megatsunamis, cambios de la polaridad de los polos magnéticos, otros tipos de catástrofes que eliminarían la vida del planeta.
Realmente muy interesante es este libro y os lo recomiendo; está muy bien estructurado y es de muy fácil lectura y comprensión, no es necesario tener un doctorado en física o química para leerlo y comprenderlo.
Sus conclusiones finales son devastadoras. y yo estoy bastante de acuerdo con ellas.
La tierra como un símil planetario de la Isla de Pascua y que tendrá un final similar es algo que llevo años diciendo y publicando; y lo que es peor: no tiene remedio a la vista. Pocas cosas están haciendo tanto daño al ser humano actual como seguir pensando que es el único ser inteligente del universo, que puede hacer lo que quiera, y seguir desgastándose en levantar esos estúpidos moais que cada cultura y paisito se empeña en construir mientras la vida en el planeta se va al carajo.
El libro fue publicado en 2.005, desde entonces la situación no ha hecho más que empeorar hasta llegar en temas como el Calentamiento Global, probablemente, a un punto de no hay vuelta atrás. Ya nada será como lo conocimos los nacidos en la segunda mitad del siglo XX.

Joel Levy es un autor muy conocido en lengua inglesa, en España se puede encontrar además del libro del Día del Juicio Final obras como Símbolos perdidos o el libro del buen explorador. En lengua inglesa tiene publicadas muchas más obras como Las Sociedades Secretas de la Biblia o Phobiapedia.
Espero que pronto las traduzcan al español.
Su última obra publicada es Ninja, The Shadow Warrior.

martes, 21 de octubre de 2014

Cabo de Peñas, Reserva Marina del Cantabrico.

Cabo de Peñas, Reserva Marina del Cantábrico, ¿suena bien verdad? Y sus beneficios serían extraordinarios.
Pero no existe tal reserva marina, de hecho no hay ninguna reserva marina en todo el Mar Cantábrico; para encontrar una zona costera protegida hay que irse hasta el Parque Nacional Marítimo de Las Islas Atlánticas, en las Rías Bajas de Galicia. ¿Les resulta increíble? Pues es así.


¿Qué es una Reserva Marina?
Pues sencillamente una zona protegida para una explotación sostenida y sostenible de los recursos pesqueros. En todas las reservas marinas de España se ha observado que al poco tiempo de su creación los caladeros cercanos experimentaban una significativa recuperación. Solo producen que beneficios a largo plazo.
Reservas Marinas de España

La Reserva Marina del Cabo de Peñas que yo propongo crear ocuparía tan solo la zona de costa comprendida entre el Cabo de Punta Forcada, al lado está el Faro de Nieva, el Cabo Negro, y el Cabo de Peñas; nada más. Es una zona bien conocida de la costa asturiana, pero que no tiene ningún tipo de protección ambiental y un caladero que no presentaría mayor problema a la hora de ser protegido.
Protejamos los océanos

Mucha gente va a practicar surf en la maravillosa Playa de Xagó; una reserva marina no les prohibiría su actividad deportiva.

También hay otras pequeñas playas como la de Verdicio que atraen a multitud de bañistas y, repito, una reserva marina no les afectaría.

Ya existe el Centro de Interpretación del Medio Marino de Peñas para un mejor conocimiento de esta impresionante zona del Cantábrico. Visitándolo podréis conocer la extraordinaria riqueza marina que tiene esta costa.
http://www.ayto-gozon.org/sitios-de-interes/medio-marino-de-penas/centro-de-interpretacion/

Y en Luanco, en la costa oriental del Cabo Peñas, se encuentra el Museo Marítimo de Asturias, que también serviría de apoyo para explicar la Reserva Marítima. Todo ello sin salirnos del Concejo de Gozón.
En Gijón es muy conocido y visitado el Acuario
http://acuario.gijon.es/
Y es muy importante el Centro de Experimentación Pesquera:
Centro de Experimentación Pesquera
Y al lado occidental también es muy famoso el Museo de Anclas Philippe Cousteau de Salinas, cercano a Avilés.
http://www.museodeanclas.es/

Conocemos el terreno a proteger: una zona de costa entre los cabos de Punta Forcada y el Cabo Peñas que es sobradamente reconocida por su riqueza biológica, y muy querida y apreciada por el turismo.
¿Por qué no proteger esta zona creando la que sería la primera reserva marina del Cantábrico?
Ignoro los costes que esta declaración medioambiental puede suponer, pero no sería tan costoso realizar unos estudios biológicos preliminares que apoyasen la declaración de reserva marina de esta zona.
¿Cual es el valor socioeconómico de la biodiversidad? Increíble; en pocos años los efectos beneficiosos de esta reserva marina se harían notar en todo el mar Cantábrico. ¿Por qué no llevarla a cabo cuanto antes?
La pesca sostenible ya nos parece una quimera en las costas españolas, pero es posible recuperarla. La experiencia demuestra que las reservas marinas protegen a las colonias de vida marina y las ayudan a recuperarse de la sobreexplotación.
Hagamos los estudios que sean pertinentes, biológicos y de todo tipo, y creemos la primera reserva marina del Cantábrico.


Menos del 0.5% de los mares del mundo están protegidos, la decadencia económica de las zonas pesqueras del norte de España ha sido clamorosa. ¡Creemos una Reserva Marina del Cantábrico en el Cabo Peñas! Una vez realizada el pescado y marisco recogido en el lugar tendría una marca de calidad propia o una certificación MSC, para que la gente al comprarlo o consumirlo supiera que proviene de una zona protegida y de alto valor biológico.
Apoyar mi propuesta con vuestras ideas al respecto y lo que sepáis hacer para conseguir que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente tome como suya esta idea y se cree cuanto antes la Reserva Marina del Cantábrico.

lunes, 20 de octubre de 2014

Vitoria, nuestra primera visita.

Continuando nuestras vacaciones decidimos pasar unos días en Vitoria, capital vasca que no conocíamos ninguno de los dos. Así que no hubo mucha discusión, un autocar desde Santander y nos plantamos en la plaza de la Virgen Blanca. Una competición ciclista animaba la plaza con un ambiente extraordinario.

Para alguien que no conocía Vitoria fue una sorpresa visitar el Bibat, el Museo de Arqueología del País Vasco y sus estupendas salas de exposición. Tan solo pude hacer alguna foto con el teléfono pero os recomiendo especialmente su conocimiento.
Museo de Arqueología de Vitoria

Tras las salas dedicadas a la prehistoria viene las muestras de los yacimientos de la época prerromana, las monedas, espadas, estelas funerarias de los Várdulos, el pueblo que habitaba la zona alavesa antes de la invasión romana, son impresionantes. Después vienen salas dedicadas a la época posterior y la vida durante la civilización romana.



De la época visigoda son escasas las muestras a pesar de que fue Leovigildo el que ordenó construir la ciudad para conmemorar una victoria sobre los vascones. La ciudad recibió el nombre de Victoria y los visigodos se aseguraron el control de toda esta zona del norte de Hispania gracias a la primitiva ciudad amurallada. También es reseñable que en aquellos siglos comenzó la cristianización del territorio, las lápidas de los sepulcros muestran el simbolismo cristiano de aquellos siglos.

También hay muestras de la época medieval y los continuos cambios en la propiedad del territorio; durante siglos la zona alavesa fue disputada por los reyes de Pamplona y de León, la Vardulia pasó a llamarse Castilla y tuvo sus propios condes.
El Tesoro de Otaza, una cazuela de barro con docenas de monedas de los reyes Alfonso VIII  y Alfonso X, muestran la época en que Vitoria era una de las principales capitales castellanas junto a Burgos y Soria.
También es muy representativo de la época las vieiras en las tumbas, señal de la importancia que tenía en aquellos siglos el Camino de Santiago. Por Vitoria pasaba el Antiguo Camino que parte de Pamplona y tras pasar por Vitoria continua hacia Frías y Oña, y también el Camino Vasco del Interior, que parte de Irún y de Vitoria marcha hacia Haro y Santo Domingo de la Calzada. Una ciudad en un cruce de caminos siempre aporta una historia muy interesante.

Muy interesante es esta antigua baraja: el rey de oros es aragonés, el de copas castellano, el de espadas leonés, y el de bastos es el rey moro de Granada.


Contiguo al Museo de Arqueología se encuentra el muy atractivo Museo Fournier de Naipes. También merece la pena pasar un par de horas visitando sus salas y conocer algo más del mundo de los naipes pues tienen exposiciones de cualquier rincón del mundo. Yo soy un ignorante del tema y ya ni recuerdo las señas del Mus pero disfruté muchísimo viendo las exposiciones.
Museo Fournier de Naipes


Tras pasar la mañana visitando museos qué mejor recompensa que callejear por Vitoria y disfrutar de su extraordinaria gastronomía. Nos alojamos en la Casa de los Arquillos y os recomiendo el lugar:
http://www.lacasadelosarquillos.com/


También es muy interesante visitar el Atrium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, y admirar las exposiciones de arte actual. Espantoso, para mi gusto personal.

La verdad es que pasamos unos días disfrutando de una ciudad modernísima pero que sabe conservar estupendamente su larga historia. Una feria medieval daba un encanto especial al casco antiguo pero también nos gustaba caminar por las calles de la zona nueva; muchísima gente utiliza la bici para ir de un sitio a otro,  y tienen el tranvía, los bares son estupendos con unos pinchos portentosos, restaurantes para todos los gustos y precios; una pasada es la ciudad de Vitoria.


En fin, que nos quedamos con las ganas de volver a Vitoria. Yo tal vez regrese el año próximo recorriendo el Camino de Santiago, seguramente en bicicleta pues sigo teniendo un serio problema en un pie. Pero volveremos de algún modo.