lunes, 1 de diciembre de 2014

Mas setas de la provincia de León.

Seguro que usted ya ha oído hablar del Cambio Climático pero tal vez no visualice las consecuencias actuales, de hoy mismo, que produce el imparable Calentamiento Global; les pongo un ejemplo fotográfico que usted mismo puede verificar. Continuamos disfrutando de un otoño húmedo y caluroso en las tierras de León y por ello no paran de salir setas en los últimos días del mes de noviembre. Un ejemplo podría ser este precioso hongo de la foto al que la luz del amanecer le da un toque especialmente rojizo. Tal vez podría ser un Lactarius rufus.

Los lactarius rufus suelen aparecer en grupos en los prados y al pie de los árboles, en este caso un peral. El prado donde aparecieron se quemó el verano pasado pero las continuas lluvias han conseguido que se llene completamente de hierbas, entre ellas encontraremos los hongos. Como no ha comenzado a helar, ya en las fechas que estamos, pues siguen saliendo setas y más setas.

Algunas setas te llaman enseguida la atención por su tamaño pues destacan poderosamente entre la hierba del prado. Es interesante, a la hora de fotografiarlas, conseguir que se vean no solo el sombrero si no también las láminas y el pie para conseguir identificarlas. Estas dos fotos muestran dos setas que podrían ser del tipo Clitocybe rivulosa.

Esta otra seta también podría ser del tipo Clitocybe, pero ignoro cuál.

A un par de metros de distancia encuentro esta otra seta que por su pie supongo es del tipo Cortinarius violaceus.


Las más comunes de las setas estos días suelen ser estas setas pequeñas, muy blancas y con tonos que van del rosa al pardo. Pueden ser del tipo Entoloma.

Pero muy cerca, aislada, semienterrada en la hierba, encontramos esta seta de unos 4 cm. de diámetro y también muy blanca. Puede ser una Lepiota pudica.

Bajo los árboles, semicubierta por las hojas de los árboles, encontramos este estupendo ejemplar de Lepista.

Estos hongos tan grandes podrían ser setas del tipo Lepista personata.

También encontramos pequeñas setas de vivos colores. Esta podría ser del tipo Rhodophylus.

Aunque esta seta tiene otro color puede ser muy similar a la anterior; tal vez una Rhodophylus prunoloides.

El caso es que este otoño de 2014 está siendo pródigo en setas por todo León. En los prados, a la vera de los senderos, bajo los árboles, por todas partes, incluyendo la ciudad misma.
En esta dirección web podéis encontrar una estupenda información sobre los hongos gracias a la Asociación Micológica El Royo, de Soria.

Pero también hay otro tipo de hongos carpóforos que aparecen por doquier y en cualquier sitio que mires te encuentras alguno. Pueden estar en los árboles, madera viva, pero también en cualquier escombro sobre madera vieja.
En este estupendo blog podéis encontrar muchísima información sobre las setas de León:

Los hongos lignícolas son capaces de vivir y alimentarse de madera prácticamente mineralizada, como por ejemplo estas viejas traviesas del ferrocarril que podrán tener cien años. Estos hongos tal vez sean del tipo Tremella mesenterica; pero sean del tipo que sean el caso es que sus paseos y excursiones fotográficas pueden resultar mucho más interesantes a nada que preste atención y reconozca la belleza del reino de los hongos.
Hasta la próxima salida.