miércoles, 4 de febrero de 2015

Un año de musica: Tomas Luis de Victoria

Si hay un músico que toma el relevo en la excelencia musical a Palestrina representando el final del siglo XVI y el comienzo al siglo XVII ese es Tomás Luis de Victoria; músico español formado en Roma, en el Colegio Alemán de los Jesuitas, en los tiempos en que Palestrina enseñaba música en el Colegio Romano.
Originario de Ávila, aunque se apellide de Victoria, su primer cargo conocido en Roma fue precisamente el de profesor de canto llano en el Colegio Alemán donde había estudiado y a la muerte de Palestrina será nombrado el maestro de capilla y profesor de música del Colegio Romano.
Muy ligado a los jesuitas durante años les abandonó al conocer al que sería San Felipe Neri que le llama para dirigir musicalmente San Girolamo della Caritá, sede central de la Congregación del Oratorio. En quince días Felipe Neri le hizo subdiácono, diácono, y sacerdote.
De lo que son capaces los santos.
Y comienza a asombrar al mundo con sus composiciones prodigiosas.
Cargos y prebendas le comienzan a llegar de todas partes y disfruta de la protección del papa Gregorio XIII. Su fama es tal que es llamado a la corte imperial de María, hija de Carlos I, esposa de Maximiliano II, y hermana de Felipe II. Y con ella regresará a España donde la emperatriz se retira al convento de las Descalzas Reales.
Tomé de Victoria, el abulense, como coloquialmente se le llamaba, saldrá en ocasiones de este convento, por ejemplo a Roma entre los años 1.592 y 1.595 para publicar nuevas obras, y se dedicará a tocar el órgano y componer música hasta el fin de sus días.
Especialmente famosas son sus obras dedicadas a la Semana Santa y los Oficios de difuntos, como el que escribió a la muerte de la emperatriz María.


Para disfrutar de la música de Victoria tengo un estupendo disco del sello ASTRÉE AUDIVIS que fue grabado en la Capilla Románica del Castillo de Cardona por La Capella Reial de Catalunya y el grupo musical Hespèrion XX dirigidos por Jordi Savall. Se titula Cantica Beatae Virginis. Son once motetes de los más famosos creados por Victoria, tal vez el Salve, Regina sea el más conocido de todos pues se sigue cantando en nuestros días tal y como él lo compuso.
La interpretación es estupenda y la voz de Monserrat Figueras nunca te deja indiferente.


Si queréis saber algo más sobre Victoria, y os lo recomiendo, podéis entrar en la wikipedia que lo cuentan muy bien.
http://es.wikipedia.org/wiki/Tom%C3%A1s_Luis_de_Victoria

Si queréis escuchar una interpretación del grupo musical de Jordi Savall de una obra de Tomé de Victoria pinchar en este vídeo:



Así comprenderéis porqué en nuestros días Victoria sigue siendo el Príncipe de la Música Sacra para todos los entendidos.