sábado, 7 de febrero de 2015

Un año de musica: Francisco Guerrero

No podía abandonar el siglo XVI, el Siglo de Oro Español, sin recordar a Francisco Guerrero; el maravilloso músico sevillano.
Guerrero nació en el año 1.528 en Sevilla y estudió con el maestro Castilleja primero y después con Cristóbal de Morales en Toledo. Pasó casi toda su vida ligado a la Catedral de Sevilla donde llegaría a ser maestro de canto a la muerte de Castilleja.

Francisco Guerrero fue sacerdote católico y viajó varias veces por toda España y Portugal y también a Italia. En 1.588 decidió conocer Jerusalén, donde pasaría casi un año, y a su vuelta a España fue secuestrado por piratas berberiscos, ¡menuda peregrinación! El cabildo de la catedral de Sevilla paga el rescate para que sea liberado de los piratas y a su vuelta a España decide escribir un libro "El viaje de Jerusalén" y lo publica con un editor de Valencia, pero, pero se metió en tantas deudas a costa del libro que terminó en la cárcel sevillana. Nuevamente el cabildo pagará su rescate, en este caso de los editores valencianos.
Una vez en libertad y de nuevo escribiendo música decide hacerse miembro del Santo Oficio. A ver quien se metía ahora con un inquisidor.
Murió durante la epidemia de peste que asoló Sevilla en el año 1.599.
Es especialmente conocido por su dominio prodigioso de la polifonía; sus misas son muy españolas, sevillanas, llenas de luz pero si en algo Guerrero podía mirar de tú a tú a Palestrina o Victoria es en sus canciones sacras, motetes de inspiración litúrgica. En esto fue un portento.


Para escuchar la música de Francisco Guerrero me parece estupendo escuchar la interpretación de la Capella Reial de Catalunya y el grupo Hespèrion XX dirigidos por Jordi Savall.
Dispongo de un disco suyo editado por el sello ASTRÉE AUDIVIS en el año 1.992 celebrando el Quinto Centenario del Descubrimiento de América.



 En este vídeo Monserrat Figueras y Jordi Savall interpretan la obra de Guerrero Soliloquios amorosos de un alma a Dios, que compuso la música sobre un texto de Lope de Vega. Es el Siglo de Oro Español.


Francisco Guerrero fue muy conocido en América Hispana y sus obras se cantaron durante siglos; hay una anécdota muy curiosa al respecto: en la Catedral de Lima fue encontrada una copia de uno de sus Magnificat, una copia ilegal y no firmada, pero al estudiar esta obra encontraron que utilizaba el sistema de Armonía Funcional, ¡que no se comenzó a utilizar hasta el siglo XVIII!
Ergo, no podía ser de Guerrero.



¡Pues sí era del maestro Francisco Guerrero! El genio se había adelantado ¡dos siglos! a la música que se hacía y se haría en el resto de Europa.
http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Guerrero