domingo, 19 de abril de 2015

Mis viejos comics: Makoki presenta Fuga en la Modelo, de Gallardo y Mediavilla

Entre mis viejos cómics hay uno que guardo con especial cariño: Makoki, Fuga en la Modelo. La cosa más disparatada del mundo hecha aventura gráfica gracias al buen hacer de Gallardo & Mediavilla y la revista El Víbora que salió en un álbum editado por Ediciones La Cúpula y que compré allá por el año 82 estando haciendo la mili. ¡Qué recuerdos!

Pero primero hay que presentar a los personajes, los amigos de Makoki: ¡Los piltrafas del arroyo!


Y como son todos unos maleantes, pero malos, malosos, pues tienen enfrente sus némesis completantes: ¡Los servidores de la ley!

Comienzan las alocadas aventuras de Makoki y El Emosiones cuando La Basca se baja hasta el moro a por costo que después de trapichear deberán pasar a tierra cristiana. ¡Si salen vivos de esta!
La primera vez que abren la boca, en un chigre de la cabila mas profunda es para pedir: ¡Una servesa bien fría y una tapa de callos!
Y todo va en este plan.

Una vez con el cargamento a cuestas consiguen llegar a la península ibérica no sin antes pasar por una trágala de locuras sin fin y completamente fumados. Y seguimos fumando.


Tras muchas pasadas y rayadas por fin consiguen llegar al objetivo ansiado: ¡¡Madrí!! Donde sueñan con hacer grandes bisnes y montárselo a lo grande, pero como están como zurullos y se fuman más de lo que venden terminan a hostias y en la cárcel. Atentos, que aquí empieza lo mejor.

El Emo y Makoki no se van a quedar de brazos cruzados y comerse el marrón que les ha caído así que apenas pisan las baldosas de la cárcel Modelo de Barcelona ya comienzan a planear su fuga. ¡Y lo consiguen!


En fin, un estupendo tebeo que me queda por casa de cuando hacía la mili y me reía a mandíbula batiente con las aventuras de Makoki y La Basca. Pero para Basca mi escuadra de fusileros y aún peor los colegis de León.