sábado, 9 de mayo de 2015

Un año de musica: Alcione de Marin Marais por Jordi Savall

Entre los muchos discípulos del Señor de Lully hay uno que destaca por su extraordinaria calidad en las obras y especialmente las obras instrumentales: Marin Marais.
Comenzó como violista aprendiendo música con el Señor de Sainte-Colombe y rápidamente entró a formar parte de las grandes orquestas de París y a interpretar las grandes obras de Lully; enseguida se animaría a componer sus propias óperas. Alcide, Ariane et Baccchus, Alcione y la última: Sémelé, antes de dejar la composición operística y dedicarse a su amada viola de gamba.
Este es un disco que guardo con cariño desde hace muchos años, una grabación donde Jordi Savall dirigue su orquesta Le Concert des Nations interpretando las Suites des Airs à jolier para el sello Astrée Audivis en 1993.
Es música de 1706, comenzaba el que llamarían el Siglo de las Luces, y Marin Marais estaba allí, al principio de todo, creando maravillosa música.

Marin Marais fue reconocido como el señor de la viola de gamba, el instrumento por antonomasia de las clases cultas de Europa durante décadas. Compuso gran cantidad de música para viola, fue contemporáneo de Rebel y otros grandes músicos franceses y aunque en la ópera no triunfó especialmente se siguen interpretando hoy día sus obras, especialmente las instrumentales.



En este vídeo podéis escuchar las suites para la ópera Alcione.



Y en este otro directamente su famosa Tempestad de los Airs pour les Matelots et les Tritons, que le dio fama mundial. Hay mucha música novedosa en tan corta obra.

En 1991 el director francés de cine Alain Corneau recreó la vida de Marin Marais en su película Tous les matins du monde con la extraordinaria interpretación de Gérard Depardieu, Jean-Pierre Marielle y Anne Brochet. El mundo descubrió la maravillosa música barroca francesa.



Es una película llena de extraordinaria música pero casi todos recordamos la interpretación de la obra que compuso Marin Marais a la muerte de su maestro: Le tombeau por Monsieur de Sainte-Colombe. Obra de desgarradora música como pocas se han compuesto jamás.

El artífice de estos discos y películas ha sido mi admirado Jordi Savall y su Concert des Nations.