viernes, 11 de marzo de 2016

Mis queridos vinilos: Adiós muchachos, de Carlos Gardel.

En ocasiones las casas guardan cosas inopinadas, inesperadas, recuerdos que ni siquiera son nuestros y gracias a ello puedo comenzar una nueva sección en el blog que llamaré mis queridos vinilos. Carlos Gardel cantando Adiós muchachos, el maravilloso tango, en una reconstrucción técnica del sello Odeón del año 1955 sobre una grabación anterior. Una pequeña maravilla que os invito a descubrir a los que no conozcáis el mundo del tango.

En aquellos pequeños discos llamados single solían venir cuatro canciones y al Adiós muchachos le acompañan A la luz del candil, Yira, yira, y Chorra, otros tres tangos arrabaleros que quien pudiera bailar en el parque una tarde de primavera.



En este vídeo podéis escuchar el tango que tantas buenas tardes nos ha procurado a nuestros padres y sus descendientes.