sábado, 30 de diciembre de 2017

El Jugador, una novela de "La Cultura", de Iain M. Banks.

Otra estupenda novela de ciencia ficción que entra en mi colección justo antes de terminar el año: El Jugador de Iain M. Banks, una novela de la saga de La Cultura de lo cual no tenía noción hasta hace pocos meses pero ya queda apuntada para próximas compras pues me ha parecido genial y especialmente recomendable su lectura.
Su sinopsis:
Gurgeh era uno de los mejores jugadores que había habido nunca en la Cultura, maestro reconocido de todos los tableros, ordenadores y estrategias. Aburrido de su éxito y forzado por las circunstancias, Gurgeh se encontrará a sí mismo en el imperio de Azad, cruel y fabulosamente próspero, enfrentado al juego supremo, un elaborado juego de estrategia tan complejo y modelado con tanta exactitud, de acuerdo con las reglas de la existencia, que el ganador del mismo es proclamado Emperador. Víctima de un chantaje, de un intento de asesinato y sin verdaderas alternativas, Gurgeh se ve obligado a participar en él, enfrentándose al mayor de los desafíos y poniendo en juego su propia vida.
Muy entretenida novela, a ratos descacharrante de humor y en otros asusta su extrema crueldad, un maestro de la ciencia ficción que desconocía pero que añado a mi lista de autores favoritos.

Iain M. Banks es un gran escritor británico, no solo escribe ciencia ficción pues tiene novelas como Aire muerto, El puente, y La fábrica de avispas que también le han ganado un merecido prestigio.
En este enlace podéis conocer más de este autor: https://www.goodreads.com/author/show/5807106.Iain_M_Banks

El Caballero de los siete reinos, de George R.R. Martin.

Una nueva novela de fantasía épica, del tipo dragones y mazmorras, que pasa a formar parte de mi pequeña colección: El Caballero de los Siete Reinos del autor estadounidense George R. R. Martin. Estupenda y divertidísima.
Su presentación:
 Las andanzas de un caballero de Poniente. Los tres primeros relatos de Dunk y Egg

Muchas son las historias que se cuentan sobre Aegon V el Improbable y ser Duncan el Alto, su leal comandante de la Guardia Real. Pero la magia y la épica de la leyenda esconden la verdadera naturaleza de los héroes: la determinación de un huérfano de Lecho de Pulgas que llegó a caballero, el arrojo de un príncipe que cambió la corte por los caminos y una amistad inquebrantable capaz de vencer intrigas, traiciones...y revueltas.

Durante los reinados de Daeron II y Aerys I, cuando las heridas de la rebelión de Fuegoscuro todavía estaban abiertas, tienen lugar las primeras aventuras de un caballero fornido y bonachón y de su escudero, un infante real, fiel y de fuerte temperamento. A medio camino entre la fantasía heroica y la novela de caballerías, "El Caballero de los Siete Reinos" narra las peripecias de dos héroes bondadosos en una tierra despiadada.

Con tono ligero y un desarrollo ejemplar, "El caballero de los Siete Reinos" retoma algunos de los temas centrales de "Canción de hielo y fuego", como la lealtad, la justicia y la reflexión sobre el poder, pero desde la perspectiva cotidiana de la gente común y de su incidencia en escenarios desprovistos de fasto y oropel. El autor crea dos de sus personajes más entrañables y nos presenta una época mítica y terrible, cuyos conflictos dejaran impronta en la historia de los Siete Reinos y acarreará consecuencias en los hechos narrados a partir de "Juego de tronos".

George R. R. Martin es un autor admirable y muy premiado, esta es la primera novela de fantasía de este escritor que leo pero seguramente no será la última. Cuando dejó de escribir ciencia ficción le perdí la pista literaria pero comprendo que encontró un filón prodigioso con este tipo de fantasías medievalistas. Para mí opinión personal es uno de los mejores escritores vivos que hay hoy día.
Su página de escritor es esta: http://www.georgerrmartin.com/


lunes, 25 de diciembre de 2017

El primer mensajero de las estrellas: Oumuamua.

En días pasados ha sido muy comentado entre aficionados a la astronomía el paso de Oumuamua, C/2017 U1, al parecer llegado desde la constelación de Carina o Las Pléyades y que resultó ser un cometa con unas características inusuales y que dará mucho que hablar en próximas fechas.
Llamó la atención que el cometa no perdiera apenas agua y esto se atribuyó a que está recubierto por una capa de al menos medio metro de materia orgánica lo que protege al hielo tanto de la radiación interestelar como del paso cercano de una estrella. ¿Qué tipo de materia orgánica?¿Hongos, bacterias, algas, plantas, aminoácidos al menos? ¿Qué materia orgánica puede viajar de una estrella a otra por el frío espacio galáctico? Tal vez nuestros astronautas deberían hacerse un traje espacial con esa materia orgánica.

Primeramente llamó la atención su trayectoria, inusual a primera vista, y su velocidad después. Pasó muy rápido, se acercó al Sol y salió disparado en otra dirección, tal vez hacia la constelación de Pegaso. Su velocidad estelar se calculó en aproximadamente 26 km/s, si el Sol se desplaza a unos 20 km/s es por ello que no quedó atrapado en su sistema solar, iba demasiado rápido para que eso sucediera pero demasiado lento para haber estado mucho tiempo viajando de aquí para allá.
Ya tenemos un innegable caso de viaje interestelar, un vagabundo de las estrellas nos enseña cómo es posible ir de una estrella a otra. Con qué facilidad.
El cometa, al parecer, gira sobre su centro de gravedad, imaginen un cigarro puro dando vueltas sobre su eje como las aspas de un ventilador; eso ya nos dice muchas cosas y el tono rojizo de su capa exterior muchas más. El Sol, en su viaje interestelar, gira sobre su eje central y así mismo todos los planetas de su sistema estelar, esa es la forma más natural de hacerlo, girando, no lanzado como un cohete.


El color rojo: ¿por qué ese color? por pura lógica natural. Pasó cerca del Sol y su exterior se pondría a más de 300 grados centígrados, y no soltó ni un chorrito de vapor el muy canalla. El rojo es el color con mayor longitud de onda y el cometa muestra un rojo algo grisáceo, esto es: saturado, refleja mucha energía de las longitudes altas mientras que absorberá toda la posible en el violeta y ultravioleta. Incluso un flor de Pascua, de esas con las que decoramos los hogares en estos días nos podría dar unas cuantas lecciones sobre cómo funciona el universo y cómo viajar por él.

Ya tenemos el primer caso probable de vida no solo extraterreste si no incluso extrasolar; vale, no será como la chica de la foto pero es vida y tendría que ser suficiente para que unas cuantas cabezas de piedra reconocieran de una vez la innegable veracidad de esta afirmación: la vida está repartida por toda la galaxia, tal vez por todas las galaxias. Agua dopada de carbono expuesta a los rayos cósmicos da como resultado: Vida Orgánica; ahora nos enteramos.
Recuerden esto: este planeta no deja de ser un objeto celeste girando en el espacio y su capa de materia orgánica, lo que llamamos vida es cada año que pasa menor. Goza de menor protección.
Felices fiestas, celebren lo que celebren.
Lo difícil a este paso será encontrar inteligencia en algún sitio; si se hubiera dedicado el suficiente crédito a la exploración espacial ya tendríamos ese extraño cometa en nuestras manos y estudiando en profundidad habríamos cerrado ya muchas conjeturas.
https://futurism.com/first-interstellar-visitor-covered-layer-organic-sunscreen/

jueves, 14 de diciembre de 2017

Pico Recacabiello, Liegos, León.


Os presento una nueva excursión por las montañas de León, una de esas marchas que preparaba para mis compañeros del club deportivo SLAC-Collado Jermoso de León. Vamos a subir al Pico Recacabiello desde Liegos, Montaña de Riaño, León, por si no lo conocéis. Es un pico facilón pero os llenará de satisfacción.
http://www.clubdeportivoslac.org/


Salimos de Liegos por una pista que pasa al lado mismo de la iglesia y comenzamos a subir en dirección sudoeste, el camino nos lleva a la majada Lloveto por un hayedo muy bonito y una vez atravesado ya comenzaremos a tener a la vista el Recacabiello, vamos a buscar el chozo del pastor.


Del chozo subiremos a la loma, lo cual nos dará a la vista Lario y Acebedo que quedarán a nuestras espaldas. Las vistas de los Picos de Europa si el día está despejado son estupendas.

También podremos disfrutar de unas estupendas vistas de los Picos de Mampodre si el día lo permite.

Llegar a la cima es fácil y toca disfrutar de las vistas, como tenemos a mano el Pico Yordas y al fondo El Espigüete seguro que os gustará pasar allí un buen rato. A este pico los de Acebedo lo llaman Mediodía, pero como hay no sé cuántos picos con esa denominación yo prefiero llamarlo Recacabiello, sus 1.865 metros de altitud dan para pasar una bonita mañana de excursión.




Para descender utilizamos la pista forestal que sube hasta el repetidor de televisión, vamos, que no tiene pérdida la cosa. Primero bajamos hasta la majada del Escordio disfrutando de las vistas a Los Mampodres. Iremos viendo Acevedo al fondo en el valle.

La pista nos lleva a atravesar el precioso Monte Cea con la Peña Ten delante de nosotros, no deis voces y asustéis a los osos, por favor.

Una última mirada al Recacabiello ya llegando a Acebedo y al esplendor de las hayas en otoño. Los días en el mes de noviembre son cortos de luz así que me parece una muy recomendable excursión tanto para un pequeño grupo como para un club deportivo.
http://www.patrimonionatural.org/espacios-naturales/parque-regional/parque-regional-picos-de-europa


miércoles, 13 de diciembre de 2017

Recuerdos del Puerto de la Cruz, Tenerife.

Algunas fotos de recuerdo de vacaciones que disfruté en la Isla de Tenerife, más concretamente en El Puerto de la Cruz, y que pongo en el blog para intentar convenceros de que si no la conocéis os perdéis una maravilla de este mundo. Las aves del paraíso nos animan a dar un paseo por la localidad.

Estuve en un par de ocasiones pasando allí mis vacaciones en el siglo pasado y siempre me alojé en un lugar paradisiaco, edénico inclusive, que al ser aparthotel me permitía hacerme mis comiditas a la vez que disfrutaba de un entorno tropical.
http://www.parquevacacionaleden.com/

El entorno me sigue pareciendo ideal y sobre todo me permitía disfrutar de una de mis aficiones favoritas por entonces: jugar al ajedrez, y además a lo grande.

Cada día podía bajar al puerto a tomar algo y disfrutar del mar, al mercado a comprar papas y no recuerdo cuantas cosas más típicas de Tenerife, el entorno es maravilloso. Inclusive me aficioné a la comida alemana, ¡qué salchichas, señor!

También me apuntaba a excursiones por la isla como la típica al Pico Teide o a Taganana y otros lugares extraordinarios.

Siempre reservaba una jornada para pasarla íntegramente en el fabuloso Loro Parque, disfrutando de las atracciones y fotografiando todo tipo de animales exóticos. Un día a lo grande.
http://www.loroparque.com/index.php

Una mañana completa se me pasaba tan solo en visitar el Jardín Botánico, pequeño pero deslumbrante y que os recomiendo visitar, realmente encantador. No sé si han conseguido hacer una ampliación del mismo.
Jardín Botánico

En fin, que si tenéis la oportunidad de pasar unos días de vacaciones en Canarias no lo dudéis y tomar el avión sin pensarlo demasiado. Se pasa muy bien allí y la gente canaria es encantadora.


viernes, 8 de diciembre de 2017

Acumulador de orgonita casero. Un primer intento.

Después de ver en alguna red social inventos de este tipo me decidí a probar y ver cómo se puede construir un acumulador de orgón u orgonita casero, y comprobar si funciona de algún modo. Les muestro cómo preparamos un par de ellos.

Los materiales clásicos para realizar este acumulador es un bote de conservas que se cubrirá de papel de aluminio, un cuarzo, limaduras metálicas, cera, un tubo de cobre, un estropajo metálico, y mucha imaginación. Veamos cómo hay que preparar el invento.

Se puede utilizar cualquier cuarzo pero yo utilicé un par que había comprado pues me parecieron especialmente bonitos. Las velas que se ven en la foto son de adorno, no fueron utilizadas para el relleno, no se equivoquen. Bien, vamos a rellenar los botes, la figura central son los cuarzos pero yo le añadí un par de muelles metálicos para mejorar la conductividad general del acumulador y añadirle algo de peso al invento pues al colocarlo en una ventana el viento podría tirarlo abajo. Los tubos de cobre eran material de chatarra, la viruta metálica sobrante de un torno, hilos de cobre de un cable, y unas viejas velas.


En la foto vemos cómo se preparan las cosas. El cuarzo va en el centro del bote, se rellena con las virutas, el muelle ayuda a centrar las cosas; el tubo de cobre debe estar tocando la punta del cuarzo; añadí los hilos de cobre para mejorar un poco la conductividad del compuesto, no sé si fue una equivocación.

Fundimos unas viejas velas en el hornillo y después vamos rellenado con la cera los botes hasta arriba, los estropajos irán en la parte superior y deberán quedar bien impregnados de cera para que quede todo como un bloque. ¿Por qué los estropajos? Ayudan a crear un buen campo magnético pues ya tienen una forma vagamente toroidal, la idea es mejorar el intercambio de energía entre el bote y el ambiente. Lijamos un poco los tubos de cobre para que luzcan bonitos pues los recogí de la chatarra.

Aquí tenemos el acumulador completado, hay que dejarlo durante horas en el suelo enfriando pues el bote se calienta bastante y la cera necesita tiempo para solidificarse.
Falta un último toque, que usted puede saltarse pero que a mí me pareció natural:

Utilizando una pila de petaca se despertará el acumulador para que comience la reacción; simplemente se toca y rodea con los polos de la pila el tubo de cobre, se nota que suelta chispitas al hacerlo, y se deja como mucho un par de minutos. Si lo deja más tiempo al cabo de quince minutos notará que la pila se calienta por el efecto Joule, no lo deje más de veinte minutos a no ser que intente hacer reventar la pila pues no es una pila recargable. ¡El invento funciona! Si lo entendemos como una especie de emisora lo que hemos hecho es cargar la pila.
Se puede forrar con paño o lana o algo similar cada bote para que resulte bonito a la vista y después debe colocarlo en la ventana, en la terraza, en el patio, el caso es que esté al aire libre, que vea cielo. Cuando le parezca bien entrelos en casa y que descansen un poco, estaba por regarlos como un tiesto pero con la humedad del medio ambiente me parece suficiente, el agua es lo que hace el trabajo. Tal vez me sirvan para recargar pilas pero por el momento no funciona como condensador y su ESR aproximado es de 1 ohmio en cada bote; cambia su resistividad entre la noche fría y el día caluroso, por lo que también cambiará, supongo, su campo magnético.


Una prueba sencilla para comprobar que nuestro acumulador y transformador de orgón, de ese tipo de supuesta energía, está funcionando es utilizar una brújula; se deja esta sobre una mesa y se acerca uno tras otro los botes, según la desviación de la aguja sabremos cómo anda de cargado nuestro pequeño invento, el ángulo que forma la aguja al aproximar un bote puede llegar a 70 grados. Un campo magnético rodea el bote, tenemos un electroimán realizado con una piedra, un cuarzo, y su fuente de energía es el universo, ¿qué nos hace pensar esto? Una especie de emisora que no gasta batería pues la propia antena le sirve para intercambio de energía, este planeta tiene mucho agua en superficie y se produce mucha vida biológica, ¿qué es lo que está emitiendo al espacio?, aparte de ruidos tipo The Hum.


La idea básica que comprendí es que se produce un intercambio de energía, a través del tubo de cobre se extrae una energía digamos dañina para la vida del propio medio ambiente y que irá a parar al relleno de virutas y cera y a cambio se expulsa una energía sana al aire, por ello en la ventana los botes están colocados sobre dos soportes para que no toquen el azulejo. Con despertar o reforzar el acumulador si notara que la brújula no actúa no necesitará mayor cuidado, déjelo al aire libre y ya hará su trabajo. Si se decide a hacerlo siga mi consejo y hágalos a pares y coloquelos cerca uno del otro pero sin tocarse.



¿Cuál puede ser el alcance de semejante acumulador? Lo ignoro aunque su campo electromagnético es de apenas unos centímetros, pero desde que los he puesto en la ventana parece que las palomas ya no encuentran tan agradable nuestra calle.

En la foto pueden ver que tengo los botes colocados como si fueran tiestos. Se me ocurrió añadirles unos muelles exteriores para mejorar su estética, se han imantando y se están oxidando a gran velocidad con cuatro escasos chaparrones que han caído. Seguiremos intentando sacar algo en claro con este invento, la forma muelle conduce muy bien la energía. No hay movimiento visible, no hay carga añadida, la acción es mínima, pero el bote está cargado de electromagnetismo y aunque hiele o llueva sigue impertérrito, ¿emitiendo y recibiendo el que?, ¿funciona con la gravedad o la presión atmosférica? ¿Por qué no se descarga?


Me comentan que los botes pueden estar produciendo algo llamado Plasma Líquido que personalmente me suena a Fusión Fría de átomos, y me parece que no es eso. La humedad que puede haber dentro de uno de los botes hará algún tipo de trabajo pues si llueve se mojan y con el calor se evapora pero es una batería, una extraña pila, que no se descarga a temperatura ambiente aunque hiele esta noche, algo que no ocurre con las pilas comerciales. ¿Por qué?, ¿usted lo sabe?

He recibido esta semana, la tercera de enero 2018, la sugerencia de aprovechar las virtudes del hielo, el agua es un excelente conductor de la energía electromagnética, así pues esta mañana, día 20, coloqué un par de cubitos sobre los muelles. ¿Resultado?

Como la mañana estaba fresquita, estamos en enero, los cubitos tardaron en derretirse soltando pequeñas gotas de agua que corrían por los muelles, gotitas de agua cargadas de un estupendo electromagnetismo, también el aire se llevaría moléculas de agua. Luce bonito pero otro efecto no encontré, tal vez se logre un efecto observable colocando los cubitos por la noche, antes de acostarse, tardarán mucho más en derretirse. Si vive en el campo tal vez pueda observar algún cambio en el rocío de la mañana siguiente.

Si la mañana está fría el cubito tarda bastante tiempo en desaparecer, el efecto combinado de sublimación progresiva en la parte superior y la lenta fusión por la parte inferior van deformando los hielos dando lugar a imágenes muy interesantes. ¿Esas gotitas que lentamente se van desprendiendo del hielo serían de lo que el profesor Gerald Pollack denomina agua EZ o agua viva? La luz incide sobre el cubito, el hielo está sobre un imán, ¿tendrá esto efectos beneficiosos para la salud? 25 de enero 2018.

Si se acerca un imán se nota fácilmente que continúa la imantación, lo bueno sería contar con un gaussímetro pero por el momento no está a mi alcance.
Seguiré a la espera de sus sugerencias.