miércoles, 13 de diciembre de 2017

Recuerdos del Puerto de la Cruz, Tenerife.

Algunas fotos de recuerdo de vacaciones que disfruté en la Isla de Tenerife, más concretamente en El Puerto de la Cruz, y que pongo en el blog para intentar convenceros de que si no la conocéis os perdéis una maravilla de este mundo. Las aves del paraíso nos animan a dar un paseo por la localidad.

Estuve en un par de ocasiones pasando allí mis vacaciones en el siglo pasado y siempre me alojé en un lugar paradisiaco, edénico inclusive, que al ser aparthotel me permitía hacerme mis comiditas a la vez que disfrutaba de un entorno tropical.
http://www.parquevacacionaleden.com/

El entorno me sigue pareciendo ideal y sobre todo me permitía disfrutar de una de mis aficiones favoritas por entonces: jugar al ajedrez, y además a lo grande.

Cada día podía bajar al puerto a tomar algo y disfrutar del mar, al mercado a comprar papas y no recuerdo cuantas cosas más típicas de Tenerife, el entorno es maravilloso. Inclusive me aficioné a la comida alemana, ¡qué salchichas, señor!

También me apuntaba a excursiones por la isla como la típica al Pico Teide o a Taganana y otros lugares extraordinarios.

Siempre reservaba una jornada para pasarla íntegramente en el fabuloso Loro Parque, disfrutando de las atracciones y fotografiando todo tipo de animales exóticos. Un día a lo grande.
http://www.loroparque.com/index.php

Una mañana completa se me pasaba tan solo en visitar el Jardín Botánico, pequeño pero deslumbrante y que os recomiendo visitar, realmente encantador. No sé si han conseguido hacer una ampliación del mismo.
Jardín Botánico

En fin, que si tenéis la oportunidad de pasar unos días de vacaciones en Canarias no lo dudéis y tomar el avión sin pensarlo demasiado. Se pasa muy bien allí y la gente canaria es encantadora.


viernes, 8 de diciembre de 2017

Acumulador de orgonita casero. Un primer intento.

Después de ver en alguna red social inventos de este tipo me decidí a probar y ver cómo se puede construir un acumulador de orgón u orgonita casero, y comprobar si funciona. Les muestro cómo preparamos un par de ellos.

Los materiales clásicos para realizar este acumulador es un bote de conservas que se cubrirá de papel de aluminio, un cuarzo, limaduras metálicas, cera, un tubo de cobre, un estropajo metálico, y mucha imaginación. Veamos cómo hay que preparar el invento.

Se puede utilizar cualquier cuarzo pero yo utilicé un par de ellos que había comprado pues me parecieron especialmente bonitos. Las velas que se ven en la foto son de adorno, no fueron utilizadas para el relleno, no se equivoquen. Bien, vamos a rellenar los botes, la figura central son los cuarzos pero yo le añadí un par de muelles metálicos para mejorar la conductividad general del acumulador. Los tubos de cobre eran material de chatarra, la viruta metálica sobrante de un torno, hilos de cobre de un cable, y unas viejas velas.


En la foto vemos cómo se preparan las cosas. El cuarzo va en el centro del bote, se rellena con las virutas, el muelle ayuda a centrar las cosas; el tubo de cobre debe estar tocando la punta del cuarzo; añadí los hilos de cobre para mejorar un poco el compuesto, no sé si fue una equivocación.

Fundimos unas viejas velas en el hornillo y después vamos rellenado con la cera los botes hasta arriba, los estropajos irán en la parte superior y deberán quedar bien impregnados de cera para que quede todo como un bloque. ¿Por qué los estropajos? Ayudan a crear un buen campo magnético pues ya tienen una forma vagamente toroidal, la idea es mejorar el intercambio de energía entre el bote y el ambiente. Lijamos un poco los tubos de cobre para que luzcan bonitos pues los recogí de la chatarra.

Aquí tenemos el acumulador completado, hay que dejarlo durante horas en el suelo enfriando pues el bote se calienta bastante y la cera necesita tiempo para solidificarse.
Falta un último toque, que usted puede saltarse pero que a mí me pareció natural:

Utilizando una pila de petaca se despertará el acumulador para que comience la reacción; simplemente se toca y rodea con los polos de la pila el tubo de cobre, se nota que suelta chispitas al hacerlo, y se deja unos minutos. Al cabo de quince minutos notará  que la pila se calienta, no lo deje más de veinte minutos a no ser que intente hacer reventar la pila. ¡El invento funciona! Se puede forrar con paño o lana o algo similar cada bote para que resulte bonito a la vista y después debe colocarlo en la ventana, en la terraza, en el patio, el caso es que esté al aire libre, que vea cielo.

Una prueba sencilla para comprobar que nuestro acumulador y transformador de orgón está funcionando es utilizar una brújula, se deja esta sobre una mesa y se acerca uno tras otro de los botes, según la desviación de la aguja sabremos cómo anda de cargado nuestro pequeño invento y si necesita un ratito de pila de petaca.
Los muelles exteriores colocados sobre el tubo de cobre es una idea clásica de reforzar y proteger el invento para que dure un poco más y tenga mayor alcance.
La idea básica es que se produce un intercambio de energía, a través del tubo de cobre se extrae una energía digamos dañina para la vida del propio medio ambiente y que irá a parar al relleno de virutas y cera y a cambio se expulsa una energía sana al aire. Con despertar o reforzar el acumulador de vez en cuando no necesitará mayor cuidado, déjelo al aire libre y ya hará su trabajo. Si se decide a hacerlo siga mi consejo y hágalos a pares y coloquelos cerca uno del otro pero sin tocarse.
¿Cuál puede ser el alcance de semejante acumulador? Lo ignoro, pero desde que los he puesto en la ventana parece que las palomas ya no encuentran tan agradable nuestra calle.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Otra visita a la Isla de La Gomera, año 1988.

Escaneando fotos me encuentro otra visita a la Isla de La Gomera que realicé si mal no recuerdo en el verano de 1988, los que conozcáis la isla podréis notar algún cambio desde aquella fecha para acá.

En aquella ocasión el día era claro y luminoso y la travesía en barco resultó deliciosa, una vez en el autocar contratado la guía nos llevó a conocer un lugar donde conocer las tradiciones gomeras, en especial su artesanía. Doña Maruca nos mostró algunas cosas maravillosas que hacían las chicas de Hermigua y estas fotos son de recuerdo de aquel día recorriendo el Museo Etnográfico de La Gomera.
https://www.visitarcanarias.com/museo-etnografico-de-la-gomera

Después nos llevaron a comer a un estupendo local de Vallehermoso y a disfrutar de las vistas de la Isla de Tenerife y el Pico Teide.
https://www.visitarcanarias.com/lagomera.php

Después nos llevaron a conocer el Parque Nacional de Garajonay, una verdadera maravilla natural donde disfrutamos como niños grandes.

Pocos lugares habrá en el mundo tan impresionantes y tan llenos de vida. Hacía poco tiempo había sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y enseguida comprendimos el porqué.
https://www.visitarcanarias.com/parque_nacional_garajonay.php

Antes de regresar a San Sebastián para retornar a Tenerife disfrutamos con la visita a Los Roques, auténtica maravilla geológica.
Si podéis visitar esta isla fantástica no perdais el tiempo pensando, ir y conocerla, no os defraudará.
https://www.holaislascanarias.com/espacios-naturales/la-gomera/mirador-de-los-roques/




martes, 5 de diciembre de 2017

Una visita a la Isla de La Gomera, año 1992

Escaneando unas fotos recuerdo una visita que realicé a la Isla de La Gomera en el verano del año 1992, se estaba celebrando los 500 años del primer viaje de Cristóbal Colón a Las Indias y La Gomera tuvo un papel muy importante en aquella aventura. Os paso algunas fotos, aquí tenemos el Puerto de los Cristianos donde tomamos el barco para cruzar de Tenerife a La Gomera.


La llegada a La Marina de La Gomera y primeros pasos por la capital: San Sebastián. Al ir con un viaje organizado ya nos tenían preparada la guagua cerca para llevarnos a visitar la isla, como véis el día estaba muy nublado e incluso se escapaba la lluvia cada poco pero la temperatura era muy agradable y el viaje en la barracuda había sido super divertido.

Tras un precioso recorrido por la isla paramos en el recientemente inaugurado Jardín Botánico del Descubrimiento en Vallehermoso, una maravilla biológica donde poder ver plantas no solo naturales de Canarias sino también de América y Europa. Mis compañeros de viaje, en su mayoría alemanes, disfrutaron intensamente con este viaje a pesar de que el tiempo no acompañaba gran cosa.
http://www.vallehermosoweb.es/turismo/index.php/ocio/equipamientos-de-ocio/jardin-botanico

Para celebrar el nuevo jardín botánico los vecinos de Vallehermoso habían preparado una gran fiesta canaria, ¡ah! estuve por quitarme el cinto y darles una volteretas a esos chavales, pero me tuve que conformar con bailar un poco. Los luchadores de mi edad y peso eran como torreones. En fín, la visita continuó por el Parque Nacional de Garajonay pero el día se cerró e incluso llovió por lo que no hice más fotos dignas de mención en aquella ocasión.
En una próxima entrada de blog os pondré unas fotos de otra visita a La Gomera donde sí que brilló el cielo en todo su esplendor. Son recuerdos, coincidencias, aquel día se inaugura el jardín y tú pasas por allí y haces unas fotos; por lo que he leído tienen aquello muy abandonado, tal vez por falta de presupuesto o alguna otra causa.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Cerrar todas las estaciones de esquí, una propuesta de futuro.

Propongo que se abandonen para su uso deportivo y se cierren todas las estaciones de esquí de España, comenzando por las situadas la Cordillera Cantábrica. Y cuanto antes mejor pues lo único que están haciendo es contaminando las cuencas de los ríos.

La idea básica es que las estaciones de esquí son anti ecológicas, antieconómicas y que tan solo contribuyen activamente al Calentamiento Global, y a sus perniciosas consecuencias.
Por ello deben de ser cerradas y levantar sus instalaciones y remontes cuanto antes.

Por ello propongo eliminar toda subvención pública y su rápido cierre para devolver esos terrenos a la naturaleza, replantar, conseguir bosques en su lugar y convertirlas en terrenos llenos de vida durante todos los días del año en vez de los pequeños desiertos que son hoy día.

Fabricar nieve con cañones gastando enormes cantidades de energía, con lo cara que es, para que unos pocos afortunados puedan deslizarse por praderas artificiales me parece una completa majadería y símbolo de la estulticia actual que nos está conduciendo a un completo desastre natural.
Cerremos todas las estaciones de esquí y convirtamos esos lugares en pequeñas maravillas de la naturaleza, y hagámoslo rápidamente o ya no habrá tiempo para hacer nada. Las sequías y las olas de calor de años venideros podrán llegar a ser espantosas; es una propuesta de futuro y de cambiar nuestra mirada hacia el planeta y la vida que hay en él, y a nosotros mismos. Siempre se podrá esquiar en Antártida o algún territorio similar.
¿Qué le parece mi propuesta? Si le parece bien haga usted algo por conseguirlo, la vida en este mundo se lo agradecerá.


jueves, 16 de noviembre de 2017

Excursión por la Montaña Oriental Leonesa.

Ayer hice una bonita excursión por la Montaña Oriental Leonesa acompañando a Min, un compañero de trabajo ya jubilado y con ganas de gastar cubiertas de su viejo Patrol. Os paso algunas fotos para que veáis lo bonita que es esta tierra de León.

Presa de Remolina.

Valle de Remolina.

Pantano de Riaño y Pico Gilbo.
Salimos de León una fresca y despejada mañana y la primera parada la hicimos en la Presa de Remolina para hacer alguna foto. El pantano desprende algo de neblina que pronto el sol despejará así que corrimos para hacer alguna foto pues el aspecto era ciertamente fantasmal.

Riaño.

Pico Yordas desde Riaño.


Museo Etnográfico Montaña de Riaño.
http://www.turismocastillayleon.com/es/arte-cultura-patrimonio/museos/museo-etnografico-montana-riano
Nuestra siguiente parada es por supuesto un Riaño entre neblinas, el Pico Yordas asomando sobre nosotros y una corta visita al Museo Etnográfico Montaña de Riaño antes de tomar un café con leche que estaba fresquita la mañana.

Nuestra siguiente parada será en Portilla de la Reina, continuaremos por el Puerto Pandetrave hacia Valdeón. En la subida al alto vimos un estupendo ejemplar de gato montés; charlando minutos después con el guarda del parque nacional nos aseguró que hay unos cuantos gatos en esa zona debido a la abundancia de liebres.

Parada en el alto del Puerto de Pandetrave para hacer unas fotos típicas y charlar con el guarda del parque nacional. Rastreando las huellas de los corzos, abundancia de jabalíes, y una pareja de quebrantahuesos sobrevolando sobre nosotros; todavía no alados, tendréis que esperar un poco para probar los míos.

Valle de Valdeón, la mañana luminosa y casi calurosa para estar a mediados de noviembre. Nos internamos un poco por la pista forestal que conduce al Alto de Valdeón.

La Torre Bermeja con teleobjetivo.

La Torre Santa.

La Torre de Friero.
Unas fotos de las muchas que hice para que conozcáis alguna de mis montañas preferidas, la majestuosidad de los Picos de Europa le deja a uno sin palabras, sabes bien de sobras que todo lo que dijeras tendería a ser mentira. Son maravillosas.

Los Picos de Anzo sobre la Majada de Montó, otro de mis rincones favoritos, unos balcones prodigiosos sobre el Valle de Valdeón y enfrente del Macizo del Cornión. Tenéis que subirlos algún día, ir con precaución, no son para senderistas.

Después bajamos al fondo del valle parando unos minutos en Prada y Posada de Valdeón, la hora de comer se nos echaba encima. Unas fotos y nos largamos.

No podemos pasar de largo sin parar en lo alto del Puerto de Panderruedas para despedirnos de los Picos de Europa hasta una próxima ocasión. Peña Ten y Pileñes nos saludan ahora pues vamos en su dirección; bajamos a comer a Burón y después continuamos nuestro viaje por la Montaña Oriental Leonesa, ¿me acompañan?

Nuestra siguiente parada fotográfica fue en el Puerto de Las Señales, los días son ya cortos y hay que apurar para hacer alguna toma con luz. El Pico Espigüete nos despide mayúsculo, ¡y sin nieve! Se le llama Calentamiento Global pero a mí se me ocurren otros términos y casi todos comienzan por: desastre. Un ejemplo:

Los árboles del Pinar de Lillo han subido no solo hasta el alto del puerto sino que están trepando por las faldas del Pico Lago huyendo de los calores del fondo del valle. Esto son evidencias no teorías ni abstracciones. Son árboles no parlanchines humanos que no hacen más que causar desastre tras desastre.


Todavía nos acercamos con las últimas claridades del día hasta el Circo de Cebolledo, en el Puerto de San Isidro. Nada, unas pizcas de nieve en los altos, para hacer culo esquí tendríamos que subir a la cima del Pico Agujas. En fin, sin trampa ni cartón, son fotos de ayer, 16/11/2017 y llevo algo así como treinta años diciendo lo mismo: muy mal vamos por este camino.


Muchas gracias amigo explorador pirenaico Min, tú y tu Patrol siempre estaréis ahí por si hay que subir a Picos a buscar a alguna perdida, y yo te acompañaré encantado.
Hasta la próxima ocasión Montaña de don Pelayo.